¿Qué es un DAS y en qué se diferencia de los NAS domésticos?

Escrito por Juan Diego de Usera

Otra opción que tienen los usuarios particulares y las empresas, a la hora de almacenar y consultar sus datos almacenados en sus unidades de de almacenamiento, es emplear un DAS en contraposición a usar un NAS, como es más común que se haga. Como tal, el DAS no incorpora la capacidad de poder ser accesible desde cualquier ordenador de la red de manera directa, sino que necesita de un sistema adicional entre medias, que es al que va conectado el DAS.

La mayoría de nosotros ha empleado alguna vez un DAS, sin saber que lo estaba haciendo. El DAS (Direct Attached Storage) puede ser cualquier tipo de unidad de almacenamiento externo que requiere de una conexión USB o Thunderbolt para poder operar con él. Y que, por consiguiente, ha de estar conectado a un sistema para que sea este el que le dé acceso al dispositivo al usuario. Esta es la principal diferencia que hay, actualmente, entre un NAS y un DAS. Es decir, que si en algún momento habéis empleado un disco duro externo para guardar datos, en ese momento estabais empleando uno de estos dispositivos.

Así, los NAS, por definición, son dispositivos de red que permiten el acceso a los datos almacenados en su interior a cualquier usuario que tenga acceso a la red a la que está conectado el NAS. No requieren de ningún ordenador que haga de intermediario entre el usuario y el propio NAS. Sin embargo, el hecho que a un DAS solo se pueda acceder si se tiene acceso directo al ordenador al que va conectado, lo convierte en un dispositivo inherentemente más seguro a la hora de almacenar datos que pudieran ser sensibles.

Los DAS son mucho más baratos que los NAS

Dado que los dispositivos DAS no requieren tener funciones de red que encarezcan su diseño, suelen ser sensiblemente más baratos que los NAS. No tenéis más que mirar el precio de los discos duros externos que hay ahora mismo en el mercado. Que, también es verdad que, si ya vamos buscando carcasas externas para varios discos, el precio va a subir. Y si es un  modelo que, además, soporta varios estándares de conexionado al ordenador, por supuesto, su precio también subirá.

Hablando de las carcasas externas para varios discos duros, este tipo de unidades suelen soportar que se realice RAID con las unidades que el usuario decida montar en ellas. La diferencia es que este RAID estará controlado por el ordenador al que va conectada la carcasa, y no por el propio dispositivo. El hecho es que no es algo infrecuente de ver en las empresas que al propio servidor de archivos se conecta un dispositivo DAS para incrementar la capacidad de almacenamiento de manera rápida y barata. Especialmente si la empresa se ha quedado sin espacio para añadir más discos duros en el rack principal.

Por tanto, los dispositivos DAS son una manera barata y efectiva de expandir el almacenamiento de nuestro ordenador, con una funcionalidad muy similar a la que se consigue con un dispositivo NAS, pero de una manera mucho menos onerosa de lo que suelen costar este tipo de dispositivos en el mercado.

Continúa leyendo
  • doc

    Buen artículo. Desde hace años uso un DAS externo con dos bahias para almacenamiento masivo conectado a un HTPC. En mi caso el raid se puede hacer mediante un interruptor que tiene el propio DAS, aunque yo no lo uso, de forma que el SO lo identifica cada disco duro como dos unidades de almacenamiento diferentes. Tiene el inconveniente de que no admite discos duros de cualquier capacidad, esto hace que con el paso de años el aparato quede obsoleto. Pero realmente funciona bien y estoy contento con el.