En radiadores de refrigeración líquida ¿es mejor grosor o tamaño?

Escrito por Javier Lopez

Todos alguna vez nos hemos hecho esta pregunta a la hora de confeccionar nuestro loop, ya seamos usuarios novatos o expertos. Si ya es difícil elegir un radiador adecuado a nuestras necesidades de flujo o fins, elegir entre mayor grosor o mayor tamaño puede significar una complicación incluso a la hora de cambiar de caja. ¿Qué es mejor, grosor o tamaño?

¿Cómo se mide el rendimiento de un radiador?

Radiador-cortado

Para comprender que es lo que prima por encima de todo y que es lo que necesitamos hemos de conocer cómo se mide el rendimiento de un radiador y como se representa. Es teoría básica así que no nos llevará demasiado tiempo y aunque la respuesta a este artículo podría ser corta y directa, creemos que lo mejor es que expliquemos todo paso por paso.

Cuando buscamos una comparativa de radiadores lo que queremos ver es cómo es capaz de enfriar cada radiador a mismo refrigerante. Para describir el rendimiento se usa la medida W/10ºC o lo que es igual, cuantos vatios puede refrigerar el radiador cuando la temperatura del líquido sube 10 grados por encima de la temperatura ambiente.

También se puede usar W/ΔT, donde el parámetro es Delta. Pero, ¿qué es Delta? es una forma de expresar las diferencias de temperatura entre dos compuestos, en el caso de los radiadores entre la temperatura del líquido y la temperatura ambiente.

Normalmente, cada radiador en sus especificaciones debe de figurar la cantidad de vatios que es capaz de disipar a 10ºC, pero esto es algo que ningún fabricante da en sus datasheet (ya que no existe un ventilador “estándar” como tal) por lo que no nos queda más remedio que basarnos en las comparativas y reviews que se hacen en Internet.

¿Cómo sabemos que un radiador es más eficiente que otro? La única forma de saberlo es ver a mismas RPM en los mismos ventiladores cual es capaz de calentar más el líquido. Esto quiere decir que es capaz de transmitir mejor el calor y por tanto es capaz de disipar más vatios.

Como muchos ya sabrán, tan importante es la elección del radiador como lo es la de los ventiladores. Para responder a la pregunta de si es mejor más grosor o mayor tamaño hemos de partir de la premisa de que en todos los casos los ventiladores van a ser los mismos y a mismas RPM en todos los ejemplos (a no ser que se especifique lo contrario).

¿Tamaño o grosor?

Partamos de la base de que hay que tratar primero ambos factores por separado. Cuando hablamos de tamaño nos referimos a longitud, tanto de ancho como de largo. No es lo mismo un radiador simple para ventiladores de 120 mm que para 140 mm.

En este apartado influyen mucho los ventiladores ya que normalmente las versiones de 12 cm suelen tener mayor presión estática que las de 14 cm (comparando mismo modelo de ventilador).

La respuesta entonces debería ser fácil, pero no. Los radiadores para ventiladores de 140 mm tienen mayor superficie de disipación al ser más anchos/largos y suelen contrarrestar el factor de los ventiladores con menor presión estática por ser de mayor tamaño.

Entonces ¿qué opción es la correcta? Difícil respuesta, ya que hay que comparar ante todo que ventiladores vamos a escoger, todo depende de ellos. Por tener un ejemplo práctico y que sea más fácil de asimilar, usemos la gama ML Pro sin LED de Corsair, ya que son en ambos tamaños ventiladores top de alto rendimiento y presión estática para radiadores.

El ML 120 Pro es capaz de alcanzar las 2400 RPM dando una presión estática de 4.2 mmH2O, mientras que el ML 140 Pro consigue llegar a 2000 RPM con una presión de 3.0 mmH2O. Si no nos molestase el ruido o queremos el máximo rendimiento la elección es sencilla, escogeríamos un radiador para ventiladores de 12 cm, en cambio, si no somos tan exigentes o el ruido no es nuestro amigo, tendríamos que ver que presión es capaz de alcanzar cada uno a unas revoluciones que consideremos aptas para nuestro sistema. Para guiar un poco más todo esto, a mismas RPM el ML 120 Pro consigue dar un poco más de presión estática que su homólogo de 14, por lo que la comparativa quedaría en “tablas”, uno tiene más presión pero el radiador de 140 mm tiene más superficie (caso hipotético por supuesto).

¿Qué hay del grosor?

Es un tema realmente parecido solo que aun más crítico, aquí la presión estática es el único factor a tener en cuenta, el ventilador es crucial. Al aumentar el grosor se aumenta la resistencia al paso del aire y por lo tanto un ventilador de 12 cm siempre va a rendir mejor a mismo grosor que uno de 14 cm, entendiendo por supuesto que las especificaciones y reviews así lo afirmen (no nos podemos fiar al 100% de las especificaciones del fabricante)

Hay ventiladores de 140 mm, como el ML 140 Pro, que superan sin problemas a muchos ventiladores de 120 mm (a la gran mayoría) el símil se entiende cuando hablamos de ventiladores de alto rendimiento, no comparando ventiladores corrientes vs top.

Y aquí llega la pregunta final, ¿qué prima más, grosor o tamaño, tamaño o grosor?

Tamaño o grosor

La respuesta es simple a tenor de todo lo que hemos visto. Siempre prima el tamaño, mayor tamaño implica más superficie de contacto con el agua y más ventiladores para poder refrigerarlo, mas aletas en contacto con el aire y en definitiva, mayor superficie total para refrigerar. Un radiador doble de 60 mm siempre va a rendir peor que un radiador triple de 30 mm, por lo menos en las revoluciones de ventiladores que se manejan normalmente en PC.

Quizás con 3000 RPM o más el radiador de 240 y 60 mm pueda alcanzar al de 360 y 30 mm, pero solo en condiciones de ventiladores industriales tipo Sunon, Delta, Nidec Servo o EBM Papst.

La compañía EKWB mostró el gráfico superior donde se aprecia perfectamente todo lo dicho más arriba. Un radiador de mayor tamaño va a conseguir disipar más vatios que uno más pequeño y más grueso, además claro está, necesitaremos un ventilador de menor presión estática para hacer pasar el aire a través de sus fins, o por el contrario podríamos bajar RPM para tener menos dBA e igualaríamos el rendimiento.

Es decir, si adquirimos un radiador de mayor tamaño podremos obtener el mismo rendimiento que uno doble y más grueso pero con menos sonoridad y presión aun teniendo 3 ventiladores vs dos.

En cualquier caso, siempre debemos entender cuáles son nuestras necesidades de enfriamiento en base a cuantos vatios consuman nuestros componentes, ya sea con o sin overclock. Una buena planificación de consumo, radiadores y ventiladores hará que nuestro sistema sea óptimo con el gasto monetario justo.

Continúa leyendo
  • David

    Uno de los pocos sitios donde se puede leer temas interesantes de refrigeración líquida, buen artículo.

    • Javisoft

      Gracias 🙂

  • Juan Cruz Coronel

    No soy 100tifiko, pero me parece que lo que importa es la superficie de disipación. Un radiador de 120*120*50 mm tiene más superficie de disipación (las laminas entre los tubos por donde pasa el agua), que uno de 120*240*20mm.
    El radiador de 120*240*20mm tiene dos coolers lo que significa que el aire saldrá menos caliente del mismo.
    El radiador de 120*120*50mm tendrá una salida de aire más caliente ( y menor delta T) porque tiene un cooler menos, puede ser un factor a favor si consideramos que a menor caudal de aire, menor necesidad de limpieza y menos ruido.

    • Javisoft

      Estas equivocado, de poco te vale el grosor si el ventilador no es capaz de atravesar los fins con la suficiente presión como para sacar el calor e igualar un segundo ventilador en el radiador doble.

      Siempre va a ser mejor un mayor tamaño que un mayor grosor y a mayor número de fins todavía se incrementa la diferencia.

      Un saludo!