Be Quiet! lanza la Dark Base Pro 900 rev. 2, una revisión de esta caja modular

Escrito por Juan Diego de Usera

Be Quiet! acaba de presentar su nuevo modelo de caja de ordenador Dark Base Pro 900 rev. 2. Esta revisión de su anterior caja Dark Base Pro 900 expande todavía más el concepto de modularidad de su interior por el que el modelo original se hizo famoso, pero conservando la baja emisión sonora que siempre ha caracterizado a las cajas de Be Quiet!.

Be Quiet! es un fabricante germano que siempre se ha caracterizado por desarrollar productos con una muy baja emisión sonora y una muy alta calidad en los materiales de construcción que emplea en ellos. Sus fuentes de alimentación han sido, desde luego, uno de los principales referentes del mercado en su país durante largo tiempo. Y sus ventiladores también han sido considerados como algunos de los mejores del mercado cuando se buscan modelos con una baja emisión sonora y buen caudal de aire.

Análisi BeQuiet! Dark Power pro 1200 W

La Dark Base Pro 900 rev. 2 bebe de esas fuentes a la hora de presentarse. Esta nueva caja de ordenador pretende incrementar el concepto de modularidad en su construcción interior que ya tomaba como lema el modelo original, lanzado ahora hace dos años más o menos. Pero incrementando las posibilidades que ofrece a la hora de construir un equipo en su interior.

La nueva Dark Base Pro 900 rev. 2 permite montar la placa base en seis posiciones diferentes

El concepto de modularidad es tal en la nueva Dark Base Pro 900 rev. 2 que ahora se puede instalar la placa base en hasta 6 posiciones distintas, cambiando por completo el aspecto interno de la caja. De hecho, la bandeja de montaje de la placa base admite la instalación de placas de todos los tamaños: desde el más pequeño mini ITX hasta el mucho más grande XL-ATX. Aparte de esto, la caja cuenta en su interior con espacio para instalar hasta 14 unidades de 2,5 pulgadas, hasta siete unidades de 3,5 pulgadas y hasta dos unidades de 5,25 pulgadas en su interior. Interior que está recubierto de material absorbente del sonido, lo que ayuda a que la sonoridad del equipo se reduzca de manera considerable.

En el tema de la refrigeración, la caja viene con tres ventiladores Silent Wings de 140 mm con conectividad PWM con una velocidad de giro de 1.600 rpm, frente a las 1.000 rpm que emplea el modelo original. También cuenta con espacio para montar ventiladores hasta en 10 lugares en su interior. La caja incorpora un rehobus en su parte frontal, que se conecta con un hub de ventiladores, situado en la parte posterior de la bandeja de montaje, al que se pueden conectar hasta ocho ventiladores.

Fuente > Be Quiet!

Continúa leyendo