Sale a la luz el segundo procesador de 10 nm de Intel

Escrito por Manuel Santos

Esta misma semana conocimos el primero de los procesadores de 10 nm para portátiles que está desarrollando Intel, este se lanzaría junto a un nuevo modelo de portátil IdeaPad de Lenovo y puede que sea presentado en el Computex 2018. Hoy conocemos otro nuevo procesador, también Cannon Lake, que llegaría fabricado en el proceso de 10 nm: el Intel M3-8114Y.

En una misma semana conocemos dos nuevos procesadores fabricados bajo el proceso de 10 nm

Según las últimas declaraciones de Intel, parecía que íbamos a tardar en ver los primeros procesadores de la compañía con en nuevo tamaño de transistor. Sin embargo, los movimientos producidos esta semana indican todo lo contrario: Intel está cumpliendo con la primera fase de renovación de generación y estamos viendo sus procesadores para portátiles.

Cómo bien indica el primer número de su identificador, se trata de procesadores de la octava generación (Coffee Lake). Este nuevo modelo de procesador M3 ha sido mostrado al mundo por un usuario de Twitter y es parte de la familia Cannon Lake Y. Según los datos aportados, el nuevo procesador tendrá una frecuencia base de 2,2 GHz -doblando la velocidad de la generación anterior.

En los datos filtrados por el usuario no se menciona la velocidad de boost de este procesador, pero se espera que sea superior a los 3 GHz del modelo anterior. Cuenta con el mismo número de núcleos / hilos que el Intel Core i3-8121U, dos núcleos y cuatro hilos. Otro de los datos llamativos de este nuevo procesador es el contar con gráficos integrados de Intel, aunque no podemos conocer la generación de estos.

Aún no conocemos cuándo saldrá, pero si que Intel está comenzando a comercializar sus nuevos Cannon Lake de 10 nm

A diferencia del i3-8121U utilizado por Lenovo, este nuevo procesador ha salido a la luz con los datos realizados sobre equipamiento de la propia Intel.

Estos últimos días han sido ricos en novedades para la compañía, ya que ha liberado todos los datos sobre su nuevo chipset Z390, que funcionará con todos los procesadores de la octava generación, lo que incluye a los nuevos Cannon Lake que estamos viendo salir. Aunque, estos dos primeros son de bajo rendimiento y puede que no necesiten un chipset tan potente.

La propia compañía ha afirmado esta semana que vuelve a retrasarse la llegada oficial de los procesadores en 10 nm al año que viene, por lo que puede que este año sólo veamos modelos de procesadores para portátiles.

Vía > Next Segment

Continúa leyendo