La alta demanda de SSD evitará que los precios sigan bajando

Escrito por Juan Diego de Usera

El precio de los chips de memoria NAND Flash podría dejar de bajar dentro de poco tiempo, debido a la alta demanda de SSD que hay ahora mismo por parte de los usuarios. Esto significaría que en breve veríamos un rebote de los precios para este tipo de unidades, aunque esperamos que no vuelvan a los antiguos precios.

A diferencia del precio de la memoria RAM, el precio de la NAND ha disminuido bastante en estos últimos meses. Este hecho, algo inusitado después de haber vivido varios meses de subidas continuadas de este tipo de memoria, se ha debido principalmente a un descenso bastante apreciable en la venta de teléfonos móviles. Este descenso, obviamente, ha hecho que se haya frenado la fabricación de estos, provocando un pequeño sobre abastecimiento del mercado de memoria NAND.

Y es este sobre abastecimiento, el que están aprovechando por el momento los fabricantes de SSD para producir sus unidades, que luego salen a la venta con un menor precio que el que tenían en meses anteriores. Y es esto lo que ha generado una bajada del precio de venta de este tipo de unidades, que en algunos casos ha sido bastante significativo. Por ejemplo, hasta antes de la bajada de los precios los SSD de 500 GB andaban bastante por encima de los 200 euros, mientras que ahora se pueden comprar por menos de 200 euros.

La alta demanda de SSD está acabando con el sobre abastecimiento de la memoria NAND

Con el descenso de los precios, los usuarios se han animado a comprar más unidades de almacenamiento sólido, pero los fabricantes de memoria NAND también han disminuido la producción de esta (como era de esperar, por otro lado), lo cual significa que los precios bajos van a durar hasta que la alta demanda de SSD termine con las existencias extra de este tipo de memoria NAND que hay ahora mismo.

¿Cuándo se espera que este sobre aprovisionamiento de la memoria NAND se agote? Pues se estima que seguramente sería durante la temporada de verano, que es una de las fuertes en compras, junto con Navidades. A partir de ese momento, es muy posible que los precios sigan bajando, pero no al fuerte ritmo que lo han estado haciendo en los meses anteriores. Como igual de posible es que los precios comiencen de nuevo a subir en el mercado.

Así que, si en vuestros planes está compraros un nuevo SSD, está claro que las mejores fechas en cuanto a precios en el mercado, van a ser ahora y no cuando llegue verano.

Fuente > DigiTimes

Continúa leyendo
  • Álvaro Lázaro Laín

    Interesante artículo. Muchas gracias.