Monitor para consola: qué características tiene que tener

Escrito por Manuel Santos

Hace poco nos hicimos eco de la noticia que hablaba de que las Xbox One X y Xbox One S integrarán AMD Freesync 2 dentro de poco, lo que implica que las consolas serán compatibles que las mejoras hardware que añade la compañía a sus gráficas. Para poder utilizar esta tecnología necesitaremos un monitor o televisión que integren la función de AMD. Puede que sea el mejor momento para empezar a plantearnos utilizar nuestra consola con un monitor.

No es la primera vez que nos planteamos el utilizar nuestra consola en un monitor, no podemos olvidar que son dispositivos que cuentan con funciones que pueden optimizar nuestro modo de juego. Si estás pensando en tener un monitor para compartir con tu ordenador y consola – o sólo para tu consola- deberás tener en cuenta estas características para que la experiencia sea la mejor posible.

El primer elemento que debe tener nuestro monitor es incluir AMD Freesync 2, ya que dentro de poco podremos aprovecharlo en nuestras consolas y exprimir más aun su potencial. Con esta tecnología se eliminan los problemas de comunicación entre procesador y monitor, permitiendo que la gráfica de todo su potencial y nos garantice unas sesiones de juego sin vibraciones o fragmentaciones de la imagen.

monitor para consola

La resolución debe ser 4K, si queremos exprimir todo el potencial de nuestra consola, no podemos privarnos de utilizar la máxima resolución disponible. Para poder ver el contenido en 4K necesitamos un cable HDMI compatible que viene con la consola.

En los puertos de conectividad podemos matar dos pájaros de un tiro y adquirir un monitor con DisplayPort 1.2 y HDMI 2.0b, para poder conectar tu ordenador y consola y habilitar FreeSync 2 en ambos. Si no tienes ordenador, el HDMI 2.0b es el requisito mínimo.

La tasa de refresco no es necesario que sea muy alta, a diferencia de los PC, las consolas como la Xbox One X no funcionan a más de 60 Hz en 4K. No tendrás problemas en utilizar un monitor con esta característica, ya que es el mínimo actual.

Otra especificación de tu monitor debe ser el HDR10, una función que garantiza que veamos las imágenes de una forma mucho más realistas y que garantiza una mayor inmersión en el juego.

Los televisores están empezando a implementar el AMD Freesync 2, la única característica de la que hemos descrito que no podemos encontrar en un televisor. Por lo que si quieres seguir disfrutando de tu consola en el salón, puede que dentro de poco puedas renovar tu televisor por uno con la función de AMD.

Continúa leyendo
  • sergio bertolotti

    Tal vez se debería actualizar la info… ahora incluyendo monitores de 120hz que es lo que trae la actualización de mayo de Xbox y hasta resolucion 2k (2560 x1440p)… que ademas no se debe tener en cuenta los ultrapanoramicos (21/9) porque ninguna consola lo soporta nativo y a lo sumo se puede estirar la imagen desde el menú del monitor para cubrir la pantalla, no siendo lo ideal en escala, pero al rato de jugar uno se acostumbra

  • Patrick Gómez

    Ya lo comenté entre mis amigos. El dinero a invertir en una tercera Xbox One, en este caso X, se duplicaría o incluso triplicaría al ser preciso (quien lo desee claro) de una pantalla 4K, ahora las de tv empiezan con su argucia gaming, pero no, también se añade un monitor, que por tamaño en pulgadas con respecto a una tv son carísimos, y si seguimos para los amantes del audio también un receptor de sonido digital Dolby Atmos con lo que también conlleva.
    Según reza el articulo HDR10 y demás. En fin, vender, vender y vender. Ese es el objetivo de hoy en día.
    Cuando ni están implementadas totalmente las 4K ni son fiables las pantallas OLED y QLED con respecto a las de HD LED…
    Bueno es también que gozaremos de mejor imagen pero ¿a qué precios?