Intel registra récord de ingresos y retrasa los 10 nm a 2019

Escrito por Juan Diego de Usera

Intel ha presentado sus resultados fiscales para el primer trimestre de 2018, con unos ingresos récord, que cimientan el buen momento que tiene la compañía. La compañía aprovechó para dar a conocer un nuevo núcleo, Whisky Lake, pero confirmó que hay problemas en la producción de los procesadores Cannon Lake en el nodo de 10 nm recién implementado por ellos.

Después de haber tenido un final de 2017 bastante bueno, ayudados principalmente por sus divisiones de Data Center y Non Volatile Memory Group (la división que se encarga de Optane), Intel ha comenzado el año 2018 con mucha fuerza. A pesar de toda la polémica que se desató a principio de año con las vulnerabilidades Meltdown y Spectre, Intel ha sabido gestionar bien sus tiempos y los problemas asociados a estas vulnerabilidades sin que le acaben pasando mucha factura en sus resultados financieros para el primer trimestre de 2018.

Sin embargo, no deja de ser sorprendente que este trimestre, el sector de Intel que menos ha crecido es el de computación, que lo ha hecho tan solo un 3%, a pesar del excelente resultado en rendimiento que proporcionan sus procesadores Coffee Lake. Está claro que en este sector, el renacimiento de AMD con sus procesadores Zen ha hecho bastante daño, dado que los entusiastas ahora tienen una buena opción realmente competitiva frente a la del gigante azul.

La noticia del récord de ingresos se ha visto empañada por los problemas que sigue teniendo el nodo de 10 nm

A pesar que se suponía que los problemas de fabricación del nodo de 10 nm ya se habían superado, Intel ha confirmado que todavía siguen existiendo estos problemas de migración al nuevo nodo de fabricación. Ello supondrá que la producción en masa del próximo procesador Cannon Lake se retrasará a 2019, a pesar que habrá una producción inicial de estos procesadores pero en baja cantidad. Parece que la historia con Coffee Lake se vuelve a repetir.

Para tapar un poco el hueco que dejaría este año la ausencia de Cannon Lake, Intel lanzará el núcleo Whisky Lake (no, no nos lo estamos inventando, ese será su nombre). No sabemos en qué categoría se englobará este nuevo núcleo o para qué segmento dentro del grupo de computación acabará saliendo. Desde luego, el reciente fichaje de Jim Keller por parte de Intel hace presagiar que la compañía se está preparando para darle un cambio más que sustancial a su división de computación en cuanto a las arquitecturas internas que emplea en sus procesadores.

Fuente > PC World

Continúa leyendo
  • Jorge Alvarado

    10 nn vs 7nn la guerra de quien la tiene más chica ha llegado