Un overclocker sube el AMD Ryzen 7 2700X hasta los 6 GHz

Escrito por Juan Diego de Usera

El famoso overclocker germano Der8auer ha conseguido batir el actual récord de overclock de los nuevos procesadores AMD Ryzen 7 2700X, elevando la frecuencia final de este modelo hasta los 6 GHz. De esta manera, supera ampliamente el antiguo récord de overclock para estos procesadores, que actualmente estaba en una frecuencia de 5,88 GHz, conseguido hace poco tiempo.

Algo que siempre se les ha achacado a los procesadores Ryzen es que, a pesar de venir desbloqueados de fábrica (lo que facilita bastante su overclock), nunca han sido modelos a los que les guste mucho que les hagan overclock. Sí, es cierto que el XFR (Xtended Frequency Range) que emplean prácticamente les sube la frecuencia de uno o dos núcleos bastante (hemos podido comprobar que nuestro Ryzen 5 1600X es capaz de alcanzar los 4 GHz cuando emplea un solo núcleo), pero ese es el problema: que el XFR solo aplica a uno o dos núcleos.

Por supuesto que, a base de subir el Vcore, se puede hacer que todos los núcleos suban por encima de su frecuencia boost máxima, pero raro es el modelo que consigue llegar a los 4 GHz sin pasar el Vcore de los 1,35 V (que es el máximo que recomienda AMD para el uso 24/7 de los antiguos modelos).

El AMD Ryzen 7 2700X necesitó casi 2 V para conseguir el récord

El overclock que le ha hecho Der8auer al procesador AMD Ryzen 7 2700X, lo ha realizado, como era de esperar para este tipo de récords, ayudado de un pote para nitrógeno líquido, que fuera lo suficientemente capaz de soportar las altas temperaturas que se pueden alcanzar en estos procesadores, especialmente cuando se les alimenta con hasta 1,85 V Vcore. Este fue el voltaje necesario para poder alcanzar los 6.009,34 MHz, en los que ha quedado establecido el nuevo récord, empleando los 8 núcleos y los 16 hilos de este.

También es verdad que nadie en su sano juicio, y que tuviera que pagar por los procesadores y la placa base, se plantearía este tipo de overclocks para ser usados en su equipo 24/7. Con un Vcore tan alto y unas temperaturas tan bajas (el procesador se ponía a -180ºC), dudamos mucho que el procesador durara más allá de unos días antes de morir por completo.

Aun así, es interesante ver que, incluso con esta nueva generación de Ryzen, se han arreglado y mejorado más cosas de las que esperábamos. Lo interesante estará por llegar cuando salga al mercado la arquitectura Zen 2 con el próximo nodo de 7 nm.

Fuente > WCCFTECH

Continúa leyendo