Chuwi HiGame: mini PC gaming con un Intel Core i5-8305G, un 40% mejor que una NVIDIA GTX 1050

Escrito por Manuel Santos

La marca china Chuwi no solo se dedica a la creación de tablets, también lleva años intentado introducirse en el mercado de los mini PC. Tras sus últimos éxitos de financiación en la plataforma Indiegogo, han decidido volver a utilizarla para lanzar su nueva campaña en abril con la que pretender crear un mini PC destinado al gaming, el Chuwi HiGame.

chuwi higame

Chuwi HiGame mejora en un 40% a un equipo con un Intel Core Coffee Lake y una NVIDIA GTX 1050

Chuwi asegura que este mini PC es lo suficientemente potente para remplazar nuestro ordenador de sobremesa. Cuenta con unas dimensiones muy recatadas, 173 x 158 x 73 mm, que harán que luzca como una consola. En su interior encontramos un nuevo procesador Intel Core Coffee Lake, en concreto el Intel Core i5-8305G. Este procesador llega con la integración de los gráficos de AMD Radeon RX Vega M y 4GB de VRAM. El mini PC tendrá 8 GB RAM DDR4 y 128 GB de almacenamiento con un SSD M.2. Aunque esta es la configuración inicial, podremos ampliar su memoria RAM gracias a los dos slots que incorpora, un dispositivo M.2 más y otro SSD de 2,5 pulgadas.

Entre sus conexiones encontramos un puerto Thunderbolt 3, cinco USB 3.0, gigabit LAN, dos HDMI 2.0 y un puerto DisplayPort lo que hacen que sea un dispositivo muy versátil. Gracias a su hardware, este dispositivo es capaz de reproducir imágenes en 4K a 60 Hz, con un rendimiento que nos permite utilizar nuestras gafas de realidad virtual sin problemas o tener varios monitores conectados simultáneamente.

En cuanto a conectividad inalámbrica contamos con Bluetooth 4.2 y WiFi de doble banda 802.11 a/b/g/n/ac, por lo que podremos utilizar el ordenador, aunque no estemos cerca del router y con nuestros periféricos inalámbricos sin ningún problema.

Si nos fijamos en los test de rendimiento presentados por la marca, se ha comparado al Chuwi HiGame con una tarjeta gráfica NVIDIA GTX 1050 y no podemos negar que los resultados son muy alentadores. En 3D Mark este nuevo equipo es 1,3 veces mejor que otro con un procesador de octava generación y la gráfica de NVIDIA. En juegos como Deus Ex: Mankind Divided, en los que el equipo Intel-NVIDIA no superaba los 30 FPS, este se acercaría a los 40 o como en HITMAN que roza los 50 FPS.

Es cierto que muchos usuarios piden un mayor número de FPS a la hora de utilizar un equipo para jugar, pero no podemos negar que si estas especificaciones están acompañadas por un precio competitivo puede ser una buena opción de compra.

Vía > Chuwi

Continúa leyendo