Sennheisser GSP 500: auriculares gaming que buscan ofrecernos el sonido más natural

Escrito por Juan Diego de Usera

El fabricante germano Sennheiser acaba de presentar sus nuevos auriculares gaming de diseño abierto GSP 500. Con este nuevo modelo, el fabricante quiere que los usuarios puedan experimentar el sonido en su forma más pura y natural, sin artificios que maquillen la experiencia de audio. De esta manera, el fabricante quiere dirigirse a lo gamers más puristas del mercado.

Dentro de los auriculares gaming de tipo diadema existen dos tendencias de diseño:

  • Auriculares de diseño cerrado: son los que cierran por completo las copas donde van instalados los drivers que generan el sonido. De esta manera, la sensación que se crea es más inmersiva dado que parece que el sonido nace dentro de la propia cabeza. Son los que más aíslan del ruido exterior.
  • Auriculares de diseño abierto: son los que dejan una parte de las copas de los drivers al aire, de manera que una parte del sonido escapa hacia afuera, creando una sensación algo más natural en el sonido que se escucha. Por contra, son los que menos aíslan del sonido exterior.

Generalmente, el diseño que suelen preferir los gamers y aquel que es más producido por los fabricantes de productos de sonido es el modelo cerrado, dado que a la gran mayoría de ellos les interesa más un buen aislamiento sonoro, para evitar inconvenientes distracciones en medio de una partida.

Los auriculares gaming Sennheiser GSP 500 emplean almohadillas de tela

Siendo fieles a los principios que han hecho de Sennheiser una de las empresas referentes en el mercado en cuanto a la fabricación de componentes de sonido, cada uno de los altavoces que se instalan en los nuevos GSP 500 se testean de manera individual, para garantizar la mejor calidad de sonido para sus usuarios. Y, dado que la ergonomía de uso de los cascos es un precepto primordial a la hora de diseñar un componente que va a estar durante muchas horas en uso, Sennheiser ha decidido fabricar las almohadillas que recubren las copas de tela transpirable, para evitar la queja más habitual de los gamers con los cascos que emplean cuero sintético para recubrirlas, que es la excesiva sudoración de las orejas.

Para mejorar la experiencia de sonido de los usuarios, Sennheiser ha afinado sus auriculares gaming de manera que creen un espacio sonoro muy amplio, a la vez que ha ecualizado la respuesta de las frecuencias graves para que se extiendan algo más, de manera que el usuario se puede ver más inmerso en los juegos.

Los Sennheiser GSP 500 ya se pueden comprar a través de la tienda web del fabricante al precio de 187 €.

Fuente > PC Gamer

Continúa leyendo