NVIDIA se prepara para una caída en la demanda de gráficas para minar criptomonedas

NVIDIA se está preparando para la bajada en la demanda de tarjetas gráficas para minar criptomonedas que ellos están seguros que se va a producir en unos meses. Esta bajada se producirá a medida que los gobiernos de muchos países comiencen a implementar restricciones al manejo de este tipo de moneda, como ya se está haciendo en algunos de ellos.

Que el boom del minado de criptomonedas no era algo que fuera a durar para toda la vida, es algo de lo que todos estábamos más o menos seguros. Para bien o para mal, el mercado actualmente está saturado de millones de tarjetas gráficas que se han comprado con el único objetivo de poder minar criptomonedas. Una saturación que especialmente está afectando de una manera muy negativa a la inmensa mayoría del resto de usuarios, que lo único que quieren es conseguir una tarjeta gráfica para poder jugar con sus equipos.

NVIDIA ha podido comprobar que el precio venta de algunos de sus modelos se está empezando a estancar, lo que para ellos es una clara indicación de que la demanda ya no está creciendo de una manera tan desaforada como lo hacía hace un año (más o menos), así que va a tomar medidas a ese respecto para evitar quedarse con un gran stock de tarjetas gráficas que no se venden.

Las gráficas para minar criptomonedas serán reemplazadas por ASICs dedicadas a cada tipo de ellas

Dada la gran escasez de tarjetas gráficas para minar criptomonedas, algunos mineros han vuelto su mirada hacia las ASICs. Este tipo de dispositivo permite realizar el minado de un solo tipo de moneda, ya que se construyen a propósito para ello. Bitmain, uno de los principales desarrolladores de ASICs del mercado, por ejemplo, tiene pensado lanzar al mercado varias de éstas destinadas a poder minar criptomonedas que hasta ahora habían requerido de la GPU de una tarjeta gráfica para poder obtener cierto rendimiento. Esto supondría un cambio de paradigma en la minería, que dejaría de ser cosas de muchos pequeños mineros en sus casas a convertirse en algo completamente profesionalizado, realizado en grandes granjas.

Por otro lado, la mayoría de gobiernos reniegan bastante de las criptomonedas porque, a pesar de tener ciertas ventajas, una de ellas no es estar bajo el control del Banco Central de esos países, lo que las deja abierta a la especulación y ya han anunciado varias medidas para controlar de una manera bastante más rígida ese mercado. Eso ya ha hecho que muchos mineros hayan perdido interés en la minería de criptomonedas y se estén planteando vender sus tarjetas gráficas mientras todavía tienen algún valor.