¿Podemos jugar de forma fluida con los requisitos mínimos?

Cuando vas a comprar un juego, la compañía te brinda las diferentes configuraciones que acepta el juego. A veces, encontramos que nos dan diferentes opciones, por si queremos obtener unos FPS concretos o usar una resolución elevada. ¿Pero qué quieren decir con requisitos mínimos?

Los requisitos mínimos son la configuración que debe tener tu PC para que el juego pueda iniciarse, literalmente, con estos requisitos la empresa desarrolladores te garantiza que con esas especificaciones el juego podrá ser usado. Que pueda ser usado no implica que vaya del todo bien y esto puede generarte una sensación de insatisfacción con el juego que acabas de comprar.

No se puede tener una buena experiencia con los requisitos mínimos

Aunque claro, podrás usarlo a una resolución de 720p y 25 FPS, junto a algún tirón y un renderizado… Las empresas lo tienen muy fácil para el resto de dispositivos que tienen que diseñar su juego: solo tienen un hardware y pueden hacerlo lo más óptimo posible para esos componentes. En el caso de los ordenadores se expande el universo de configuraciones y usuarios, nos encontramos con jugadores que no pueden jugar a un juego si este no tiene 144 Hz y otros a los no les importa nada mientras el juego se vea bien y vaya fluido.

No todas las compañías toman estas especificaciones como el límite más bajo de los juegos, si no que para no tener problemas ponen como requisitos mínimos la configuración de tu ordenador que asegura un juego fluido, sin problemas, a una buena resolución. Con esto se aseguran que todo aquel que se guie por estos datos para comprar el juego siempre tendrá una buena experiencia.

requisitos minimos pc

Las expectativas que creamos sobre lo que nos dicen los desarrolladores pueden jugarnos malas pasadas, si tienes un ordenador muy antiguo y sus características lo hacen apto para los requisitos mínimos, lo más probable es que te salga caro en comprar un juego triple de 2018. Porque, aunque este pueda ejecutarse, no tendrás una buena experiencia de uso.

Los requisitos mínimos no son los únicos que aparecen en las descripciones de los juegos, también están los recomendados con los que los desarrolladores nos aseguran una buena experiencia de juego. No hay ningún estándar sobre cómo deben ser los resultados de las configuraciones de tu ordenador para que se consideren requisitos recomendados: resoluciones, FPS, renderizado… Por lo que cada empresa marca sus límites, según la experiencia que consideran buena de su juego.

¿Debemos fiarnos de los requisitos mínimos?

No, teniendo en cuenta que lo único que hacen es decirte con que configuración poder iniciar el juego… Lo que podemos recomendarte es el decidir cuantos FPS le quieres pedir a un juego y en función de eso buscar benchmarks con configuraciones como la tuya que te ayuden a conocer cómo actúa el juego sobre esos componentes.