Cómo tramitar la garantía de un periférico Logitech (ratón, teclado, cascos, etc)

Escrito por Rubén Velasco

Cuando nos gastamos una cantidad de dinero considerable en un ratón de gama media o de gama alta esperamos que funcione bien y nos dure en óptimas condiciones varios años. Aunque la mayoría de los fabricantes suelen someter a sus productos a unos controles de calidad, estos no suelen garantizar que el 100% de los dispositivos fabricados estén libres de defectos, y, por ello, a veces podemos encontrarnos que en las primeras semanas, o los primeros meses, de uso, el dispositivos empieza a fallar, a funcionar mal, e incluso que deje de funcionar por completo. Cuando esto ocurre, es hora de tramitar una garantía.

Por ley, cuando compramos cualquier cosa (como un periférico para nuestro ordenador) se nos da una garantía mínima durante la cual, si aparece un defecto de fabricación, se nos tiene que sustituir el producto por uno nuevo (o repararlo, según el caso) sin ningún coste.

Aunque muchas veces la misma tienda nos puede tramitar la garantía de los dispositivos, es mucho mejor (y casi siempre más rápido) tramitarla directamente con el fabricante. Para hacer esto, lo que siempre debemos tener en nuestro poder es:

  • El dispositivo que ha dejado de funcionar (obviamente).
  • El número de serie, que puede venir en una pegatina en el dispositivo, en una etiqueta en el cable o en la caja.
  • La factura de compra.

Con estos 3 elementos, ninguna empresa nos podrá poner pegas para tramitar una garantía, aunque lo que sí puede es que nos lo pongan complicado.

En este artículo, os vamos a enseñar cómo tramitar una garantía para cualquier periférico Logitech en caso de que, por ejemplo, un teclado, un ratón, unos cascos, un mando, etc, deje de funcionar con normalidad.

Cómo tramitar correctamente la garantía de Logitech

Es muy fácil perder la factura de un periférico, o tirar, sin darnos cuenta, el número de serie del dispositivo (por ejemplo, en algunos ratones viene en una etiqueta del cable que, muchas veces, termina en la basura). Por ello, lo primero que debemos hacer siempre que compremos un periférico es registrarlo en su página web, adjuntando la factura, ya que eso nos ahorrará mucho trabajo, y quebraderos de cabeza, en el futuro.

De todas formas, aunque no hayamos registrado un dispositivo el día de la compra, podemos tramitar igualmente una garantía (aunque nos lo pondrán un poco más difícil).

En el caso de Logitech, por ejemplo, lo que debemos hacer es acceder a su página web de soporte, donde entraremos todas las opciones para pedir soporte técnico y ayuda directamente del fabricante, así como con la posibilidad de tramitar la garantía, como os enseñamos a continuación.

Asistencia y garantía Logitech

Pulsaremos sobre el botón “Garantía”, y automáticamente veremos una nueva página web donde podremos elegir si queremos registrar un producto o, lo que estamos buscando, enviar una reclamación de garantía. Pulsaremos esta segunda opción.

Registrar producto Logitech o tramitar garantía

A continuación tendremos que elegir el dispositivo para el que vamos a tramitar esta garantía. Esto podemos hacerlo directamente con el número de serie o buscando a mano el producto en la página que nos aparecerá tras pulsar la petición de reclamación de garantía de Logitech.

Seleccionar dispositivo garantía Logitech

Una vez seleccionado el dispositivo, Logitech nos preguntará cuál es el problema que tenemos con él. Podemos elegir uno de los problemas que nos vienen en la lista y, además, escribir una breve descripción del mismo.

Descripción problema para garantía Logitech

Continuamos tramitando la garantía, y en el siguiente paso Logitech nos pedirá más datos, tanto sobre nosotros como sobre el periférico en cuestión, como su número de serie o la fecha en la que lo compramos. Estos datos son necesarios para identificar el producto y, además, contactar con nosotros a través del correo electrónico que nos pedirá.

Rellenar datos reclamación garantía

Tras rellenar este breve informe, Logitech tomará nota de nuestra reclamación de garantía y nos informará, en una nueva página, que se pondrán en contacto con nosotros en los próximos dos días hábiles a través del correo electrónico. También recibiremos un correo de confirmación a la cuenta seleccionada.

Tramitar garantía Logitech correctamente

¿Ahora qué hago?

Ahora solo queda esperar a que Logitech se ponga en contacto para ver cómo continuar con la tramitación de la garantía. A partir de aquí ya la cosa depende del fabricante, y puede que no nos pongan pegas ni problemas para tramitar la garantía o puede que nos obliguen, por ejemplo, a hacernos una foto en concreto con nuestra factura, el periférico con su número de serie, una foto antigua, un periódico de 1952, haciendo malabares… lo que el fabricante considere para verificar que, efectivamente, tenemos el ratón y la factura.

*Si hemos registrado el producto al comprarlo, esto no se suele pedir ya que habremos subido en su día una foto de la factura.

Dependiendo del tipo de dispositivo y el valor, Logitech nos mandará uno nuevo (o pasará a recogerlo para repararlo, aunque esto es menos frecuente), y nos dirá si debemos devolver el periférico defectuoso o podemos destruirlo nosotros mismos. En algunas ocasiones, incluso, ha pedido que graben cómo destruyen el dispositivo o cortan el cable para evitar que la gente se aproveche de las garantías.

¿Alguna vez has tenido que tramitar alguna garantía de Logitech? ¿Tuviste problemas para hacerlo?

Continúa leyendo