Seagate trae el rendimiento de RAID 0 en unidades de un solo disco duro

Escrito por Rodrigo Alonso

Seagate ha publicado en su blog oficial que están trabajando en la tecnología HAMR (Heat Assisted Magnetic Recording), que les permitirá tener discos duros mecánicos de 20 TB para 2020. Y, además de mejorar la densidad de los discos, esta tecnología permitirá mejorar sustancialmente la velocidad, haciendo posible tener el rendimiento de dos discos en RAID0 en una única unidad.

Los discos duros mecánicos tienen un diseño basado en una filosofía bastante anticuada, en la que un brazo actuador mueve un cabezal por la superficie de los platos para leer y escribir, algo que ralentiza mucho la velocidad y que genera calor y consumo de energía. Como ya podréis imaginar, cada cabezal solo puede leer y escribir en un sitio físico cada vez, dependiendo de su posición, lo que significa que la eficiencia a éste respecto es increíblemente baja.

La solución es instalar el doble de cabezales

La solución que propone Seagate a éste problema (que los cabezales solo pueden estar en un sitio físicamente al mismo tiempo) es ingeniosa y simple: instalar dos brazos actuadores que funcionarán por separado. Naturalmente, solo un cabezal de lectura y escritura estará en cada uno de los brazos, pero ya estamos hablando de que dos secciones del disco podrán funcionar al mismo tiempo, doblando literalmente el rendimiento.

Esto como ya imaginaréis tiene una gran similitud con las configuraciones RAID 0, en la que dos discos duros actúan como uno solo, cada uno con su brazo de actuación y su cabezal. De hecho, Seagate ha comentado que probablemente puedan conseguir crear un RAID 0 interno en los propios discos, pudiendo hacer operaciones de lectura y escritura el doble de rápido sin pérdida de rendimiento o eficiencia. Básicamente, hablamos de doblar el rendimiento instalando el doble de cabezales, simple y llanamente.

La tecnología HAMR

A pesar de que a Seagate se le ha ocurrido instalar el doble de brazos móviles en los discos, esto generará más ruido, más calor y más consumo energético. Y es que la tecnología de discos no ha evolucionado casi nada en la última década. Y ahí es donde entra en juego la nueva tecnología HAMR (y MAMR, Microwave Assisted Magnetic Recording), que ambas aprovechan el propio calor generado para reducir el consumo energético.

Según ha dicho el fabricante, éstas unidades de disco duro tendrán 20 TB de capacidad y estarán listas para el año 2020, y contarán con versiones con interfaz SAS, SATA e incluso NVMe. Para cerrar el artículo del blog, el editor comenta que nos encontramos en el punto álgido del desarrollo de la tecnología de discos duros, y se espera que en los próximos años hagan su aparición varias nuevas tecnologías que revolucionarán la industria del almacenamiento.

Vía | Blog de Seagate.

Continúa leyendo
  • Pepito Grillo

    Gracias a las unidades SSD los HDD’s están despertando de un letargo de más de dos décadas.
    Lástima que pudiera ser que fuese demasiado tarde.