El panel frontal asimétrico define la nueva SilverStone RedLine RL07

Escrito por Juan Diego de Usera

El fabricante de cajas SilverStone acaba de presentar su nuevo miembro de su popular serie de cajas RedLine. La nueva SilverStone RedLine RL07 es una caja en la que se ha cuidado al máximo el diseño externo, caracterizado por un frontal cuyo diseño es asimétrico. Pero también por un interior cuidado y despejado, para instalar todo lo que se desee.

SilverStone lleva muchísimos años fabricando cajas de ordenador. Suya es la caja que, hasta el día de hoy, más me ha enamorado: La SilverStone Fortress FT02. Habiendo tenido la oportunidad de montar equipos en tres ocasiones diferentes dentro de ella, creo que a fecha de hoy sigue siendo una caja por la que nunca pasará el tiempo. También tiene el dudoso honor de ser la caja de ordenador con un montaje más complicado que me haya echado a la cara, pero eso es una historia para otro día.

La SilverStone RedLine RL 07 hace honor a toda la herencia del resto de cajas de la serie RedLine. Juntando un diseño externo impactante, con un interior completamente despejado. Un interior que va a permitir la instalación de cualquier tipo de hardware que se desee. Sigue también la tendencia actual de cajas de crear dos zonas térmicas bien diferenciadas entre la parte superior y la inferior.

La SilverStone RedLine RL07 es una caja grande pero, a la vez, bastante compacta

Con unas dimensiones de 488 mm de altura por 465 mm, con una anchura de 226 mm, es innegable que la caja es grande. Sí, pero también de unas dimensiones bastante contenidas para otras opciones de cajas similares que hay en el mercado. Y con un peso de 8,6 kg, está claro que SilverStone no ha construido esta caja con acero de bajo grosor. Lo que siempre redundará en la longevidad de la caja con el paso de os años y de los sucesivos componentes.

Hablando de componentes, en el interior de la RL07 se pueden montar cajas tanto ATX como micro ATX (pero no mini ITX). La altura máxima para un disipador de torre puede ser de hasta 167 mm. Y, para la tarjeta gráfica, la longitud máxima de la misma puede llegar hasta los 415 mm. Por su parte, la longitud máxima de la fuente de alimentación será de 190 mm.

En cuanto al tema del almacenaje, la RL07 cuenta con tres bahías de 3,5 pulgadas (compatibles con 2,5 pulgadas). Más otras tres bahías dedicadas solo para 2,5 pulgadas.

La refrigeración de la caja corre a cargo de un único ventilador de 140 mm situado en su parte posterior, aunque en la parte frontal se pueden instalar tres ventiladores de 120 o 140 mm.

SilverStone no ha desvelado detalles sobre la comercialización de la RedLine RL07

Continúa leyendo