Destiny 2: Análisis de rendimiento gráfico con GPUs de AMD y NVIDIA

Escrito por Rodrigo Alonso

El nuevo y esperado Destiny 2 ya está en la calle, y como es habitual cada vez que sale un nuevo juego triple A vamos a someter a todo nuestro elenco de tarjetas gráficas a una prueba de rendimiento gráfico en el mismo, de manera que podamos conocer qué tal rinden las tarjetas gráficas tanto de NVIDIA como de AMD en éste nuevo título.

Para probar este juego, hemos utilizado la actualización de nuestro banco de pruebas que incluye el nuevo Intel Core i7 8700K que hemos analizado hace poco, si bien el resto del hardware empleado -excepto lógicamente la placa base- es el mismo que en los anteriores títulos a los que hemos sometido a nuestro análisis de rendimiento gráfico. Éste es el hardware utilizado:

Y en este caso, éste es el elenco de tarjetas gráficas que teníamos disponibles para realizar las pruebas (hemos quitado algunas de las más viejas o menos potentes, y añadido las nuevas que hemos ido consiguiendo):

  • AMD Radeon RX Vega 64 (Built by AMD, modelo de referencia).
  • AMD Radeon R9 Nano.
  • AMD Radeon RX 480 (Built by AMD, modelo de referencia).
  • MSI GeForce GTX 980 Ti Gaming X.
  • NVIDIA GeForce GTX 1060 6 GB Founders Edition (Built by NVIDIA).
  • MSI GeForce GTX 1080 Ti Gaming X.

En todos los casos el dato que se muestra es la media de FPS obtenidos con la herramienta de benchmarking de FRAPS (lo que se muestra es solo la media de FPS), siempre con los ajustes gráficos al máximo y en resoluciones Full HD (1920 x 1080), WHD (3440 x 1440) y Ultra HD (3840 x 2160). En el caso de las gráficas de NVIDIA hemos empleado los últimos drivers GeForce 388.00 WHQL, mientras que con las tarjetas gráficas de AMD los controladores empleados han sido los Radeon Software Crimson Edition 17.10.2, así que en ambos casos hemos utilizado los controladores que ya incluyen mejoras para Destiny 2. El sistema operativo empleado ha sido Windows 10 de 64 bits con todas las actualizaciones instaladas.

Rendimiento gráfico en Destiny 2

Como podemos ver, el rendimiento a resolución Full HD es muy bueno con cualquiera de las gráficas de que disponemos, pues todas ellas sobrepasan los deseables 60 FPS de media con todos los ajustes al máximo. Sin embargo a resolución WHD (3440 x 1440) ya la cosa cambia bastante, pues solo la GTX 1080 Ti y la RX Vega 64 son capaces de mantenerse por encima de esa cifra (ya ni la 980 Ti que hasta hace nada era una tope de gama puede con ello). A resolución Ultra HD se repite la historia, pero ninguna mantiene los 60 FPS con todo al máximo y solo la Vega 64 y la 1080 Ti se mantienen a una tasa de FPS por encima de 50.

Por cierto, que viendo algunos streamings en el día del lanzamiento nos fijamos que algunos streamers tenían problemas para mantener la tasa de FPS estable (y eso que la gran mayoría graba a resolución Full HD) y anduvieron toqueteando los parámetros del juego para mejorar el rendimiento, lo que despertó nuestra curiosidad y nos llevó a realizar otra prueba adicional.

En ésta, vemos la diferencia de rendimiento a resolución UltraHD (pues es en la que podremos notar una mayor diferencia dado que a Full HD vamos sobrados de FPS) con un par de gráficas (la más potente de cada marca) cambiando los ajustes gráficos con los presets que Destiny 2 trae pre configurados: Bajo, medio, alto y el más alto (Ultra). Éste ha sido el resultado de la prueba.

Aquí podemos ver que relajando los ajustes gráficos un poco, la 1080 Ti ya supera los 60 FPS de media y la RX Vega 64 se queda cerca. Bajando los ajustes de Alto a Medio se nota un gran incremento de rendimiento, y ambas gráficas ya nos dan la tasa de FPS tan deseada. En Bajo, ambos modelos van ya sobradas incluso a esta resolución.

Continúa leyendo