El tratamiento ROG Strix en la Radeon RX 560 EVO le sienta mal a la gráfica

Escrito por Juan Diego de Usera

Asus acaba de presentar su nueva tarjeta gráfica ROG Strix Radeon RX 560 EVO. Un modelo que, por las siglas se podría pensar que es un tope de gama de entre todos los modelos de Radeon RX 560 que son fabricados por este fabricante. Pero nada más lejos de la realidad. Porque este nuevo modelo es el PEOR de todos.

Todos sabéis bien que en HardZone nunca hemos estado en contra del rebranding. Generalmente con él las empresas consiguen vaciar sus almacenes de productos obsoletos. Generalmente, a un precio acorde al producto que están vendiendo y a su antigüedad, con algunas mejoras, eso es verdad.

También sabemos que los nombres y apellidos ROG Strix representaban algo importante para la marca. Ambos eran asociados a productos de máxima calidad, con grandes overclocks y rendimiento asociado. Y digo “representaban” porque Asus parece empecinada a arruinar su imagen de marca con esta nueva tarjeta gráfica. ¿Que por qué digo ésto? Porque lo que hay montado en esta RX 560 en realidad es un núcleo gráfico Polaris 11. Sí, sí, el mismo Polaris 11 que montaban las Radeon RX 460. Básicamente, han hecho lo imposible para que la gráfica consuma lo mínimo posible y, así, ahorrarse el conector de alimentación PCIe extra, tomando toda la alimentación que necesita desde la propia ranura PCIe.

La Asus ROG Strix Radeon RX 560 EVO no tiene absolutamente nada de RX 560

Si empezamos por el núcleo gráfico, la Asus ROG Strix Radeon RX 560 EVO emplea un núcleo recortado con 896 stream processors, en lugar de los 1024 que suele llevar de manera habitual las Radeon RX 560. Si os suena esta cifra, es porque son los mismos que emplea la Radeon RX 460, el modelo de la anterior generación.

Pero la cosa no acaba aquí, dado que las frecuencias de funcionamiento también están por debajo de las del modelo de referencia de AMD. Así, el modelo de Asus tiene una frecuencia base de 1.149 MHz, con un boost que llega hasta los 1.187 MHz. Comparadlo ahora con las frecuencias del modelo de la RX 560 de referencia, que son 1.175 MHz de base, y 1.275 MHz de boost. La memoria tampoco se libra, bajando desde los 7 GHz de GDDR5 del modelo de referencia hasta los 6 GHz del modelo de Asus. Al menos, el modelo de Asus tiene 4 GB de memoria y no 2 GB como otros modelos del mercado. También mantiene el bus de 128 bits.

¿No me digáis que esta tarjeta gráfica, con ese nombre y apellidos no es un total contrasentido? Se supone que una gráfica ROG Strix debe ser un buen  representante de su línea de tarjetas gráficas. Y está claro que este modelo no lo es. Asus no ha desvelado ni cuándo comenzará su venta ni el precio que tendrá al salir al mercado.

Continúa leyendo
  • III-Ari-III

    Lo que hicieron mal no es ponerla en la gama strix.. sino poner que es una 560 cuando en realidad es una 460.. descarado la verdad.