¿Qué harías con las 49 pulgadas que mide el Philips 492P8?

Escrito por Juan Diego de Usera

Durante la celebración de la última feria IFA en Berlin, Philips ha presentado un monstruoso monitor curvo de 49 pulgadas. Con una relación de aspecto de 32:9. El modelo que han presentado es un prototipo del que será el próximo Philips 492P8. Un monitor que dejará pequeño cualquier escritorio en el que se asiente. Con sus más que imponentes dimensiones.

Primero, todos teníamos un monitor formato 4:3 y todos éramos felices. De hecho, estos monitores siguen siendo el tipo que se ve de manera predominante en las oficinas.

Luego comenzaron a salir los primeros monitores en formato panorámico 16:10.

Al poco, los fabricantes decidieron que nos podían tomar el pelo y cambiar el formato de pantalla por el 16:9. Pero cobrando lo mismo que por los modelos 16:10 a pesar de tener menor espacio de pantalla. Lo peor es que encima, coló.

Y con ellas estábamos tan ricamente hasta que aun lumbreras se le ocurrió que había que darle más vidilla al mercado de monitores. Y comenzaron a aparecer las pantallas ultra panorámicas.

¿Cuál es la razón de ser de una pantalla ultra panorámica? Aunar dos monitores en uno solo. Y, por una vez, estoy de acuerdo en este movimiento de la industria.

El Philips 492P8 sería perfecto para profesionales que trabajan con varios monitores

La principal virtud que tienen los paneles ultra panorámicos es que permite todo el espacio de pantalla de varios monitores colocados uno al lado del otro. En el caso de el prototipo del Philips 492P8 dicho espacio corresponde al equivalente a dos monitores Full HD puestos en paralelo. Pero con el aliciente de solo tener que dar potencia a un monitor, al igual que solo necesitar llevar la señal a un monitor. Yo tengo dos monitores de 27 pulgadas panorámicos para trabajar. Sé bien lo que es tener todo ese espacio de escritorio a tu disposición y el follón de cables asociado a ellos.

Destacable de este nuevo monitor es que la pantalla tiene una curvatura de 1800R. Así que, si una pantalla curva de 32 pulgadas, ya daba sensación de inmersión, os podéis imaginar la sensación que dará una de 49 pulgadas.

Las entradas de vídeo están bastante bien. Dado que el monitor contaría con una entrada DisplayPort, una HDMI, una D-Sub15 y una USB de tipo C.

Los planes de Philips es la de presentar de manera oficial el 492P8 durante el segundo cuarto del próximo año 2018. A un precio que, visto lo visto, no me parece excesivo en absoluto: 899 €.

Continúa leyendo