Dos nuevas fuentes de alimentación llegan a la serie MaxTytan de Enermax

Escrito por Juan Diego de Usera

Enermax acaba de añadir dos nuevos modelos a su línea de fuentes de alimentación MaxTytan. Estos nuevos modelos tendrán potencias de 750 y 800 W, para complementar los ya existentes en el mercado. Los cuales tienen unas potencias que oscilan entre los 1.050 y los 1.250 W. También conservan la mayoría de características de los modelos originales que se presentaron en Junio.

Con las fuentes MaxTyan, Enermax pretende crear una gama de fuentes de alimentación para ordenador de máxima calidad. Y de máxima eficiencia energética. El hecho es que todos los modelos tienen eficiencia 80 Plus Platinum. Lo cual significa que su eficiencia al 20% es superior al 92%, al 50% de carga es del 94% y al 100% de carga es del 92%. Lo cual, si lo pensamos un poco, es fantástico.

Claro está que con lo que consumen los componentes de informática hoy en día, la verdad es que ambas fuentes me parecen bastante overkill. Si tenemos en cuenta que un equipo medio hoy en día no llega a los 400 W. Y uno de altas prestaciones no llega a los 700 W, creo que está claro el usuario final de este tipo de fuentes de alimentación. Será un usuario bastante avanzado, con bolsillos profundos y al que le gusta exprimir su equipo. Ya sea con los componentes de stock. O haciendo overclock.

Los nuevos modelos de las Enermax MaxTytan ya no llevarán el lector de potencia externo

Como he comentado, los nuevos modelos de la serie MaxTytan de Enermax conservan la mayoría de características que llevan sus hermanos mayores. Características como el modo de funcionamiento semi fanless, por el que el ventilador no se pone en marcha hasta que no detecta que el equipo está pidiendo un 55% de la potencia total de la fuente. Esto contribuya a reducir al mínimo la sonoridad del equipo cuando el usuario se encuentra en el escritorio o realizando tareas de baja carga de trabajo.

Otra característica que conserva es la tecnología Dust Free Rotation. Esta tecnología hace que, cuando el ventilador de la fuente comienza a girar, inicialmente lo hace en sentido contrario para expulsar de la fuente el polvo que se hubiera adherido a las aspas del mismo. No solo eso, si no que a demás, la fuente tiene un interruptor en su parte trasera que permite activar esa característica siempre que el usuario lo considere conveniente.

Lo que sí que no tienen estas nuevas fuentes es el indicador de potencia externo que tiene sus hermanas mayores. Y, si soy sincero, poca utilidad le veía yo a este artilugio. De qué me sirve un indicador que, para consultarlo, me obliga a ponerme de rodilla e inclinarme hacia abajo, como si estuviera rezando. No, la verdad es que no creo que nadie lo vaya a echar de menos.

Continúa leyendo