Gigabyte ya ofrece placas para procesadores Xeon Skylake

Escrito por Rodrigo Alonso

Gigabyte Technology ha anunciado la última incorporación a su catálogo de placas base, en éste caso orientadas a servidores y estaciones de trabajo pues están diseñadas para los procesadores Intel Skylake, con sus nuevos procesadores Intel Xeon. Se trata de placas base de alto rendimiento que optimizan el sistema de almacenamiento aprovechando los raíles PCI-Express.

En principio tan solo hay una placa base anunciada, llamada simplemente Skylake-W. Ésta aprovecha los 48 raíles PCIe enlazados directamente al procesador para dar soporte hasta a cuatro tarjetas gráficas de doble zócalo o el doble de tarjetas de expansión x8 y x16. Como decíamos al principio, los ingenieros de Gigabyte han querido aprovechar todo el ancho de banda que dan estos raíles para maximizar las opciones SATA y USB para almacenamiento, utilizando los otros 16 raíles enlazados al chipset para ello.

De ésta manera, la placa cuenta con 8 puertos USB 3.0, dos USB 3.1 (uno de ellos type-C) integrados en la parte trasera de conexiones, además de dos conectores RJ-45 Gigabit que permiten realizar teaming. Adicionalmente, Gigabyte ha dispuesto 10 puertos SATA con soporte RAID a través del chipset de Intel, y de hecho soporta configuraciones RAID en dispositivos NVMe conectados.

En otro orden de cosas, la placa cuenta lógicamente con 8 zócalos de memoria RAM DDR4 con sopporte Quad-channel, todos ellos reforzados con una lámina de acero para mayor resistencia. De igual manera, los siete zócalos PCI-Express 3.0 de tamaño completo también están reforzados para poder soportar el peso de tarjetas gráficas grandes sin peligro de que se estropee ni el zócalo PCI-Express ni el conector de la propia tarjeta gráfica por culpa del peso de ésta.

Por el momento Gigabyte no ha desvelado mayor información, y por lo tanto no tenemos el resto de características técnicas completas, precio ni fecha de disponibilidad. Sí que parece ser que Gigabyte pondrá inicialmente en tiendas del mercado asiático esta placa base, que llegará a Europa y el resto del mundo unas semanas más tarde.

Continúa leyendo