Intel llevará por fin los seis núcleos a la gama media con Coffee Lake

Escrito por Rodrigo Alonso
Procesadores
5

Todavía no tenemos en la calle la séptima generación de procesadores de Intel y ya nos están llegando múltiples informaciones ya no de la octava, sino de la novena generación: Coffee Lake. En éste caso la información tiene que ver con el número de núcleos físicos de los procesadores de sobremesa, pues Coffee Lake puede suponer una auténtica revolución al proporcionar por fin procesadores de seis núcleos en la gama media de usuario.

Antes de nada vamos a aclarar una cosa, y es que la octava generación de procesadores de Intel (Cannon Lake) seguramente sea exclusivamente para portátiles, y no veamos procesadores de sobremesa. En esencia, Coffee Lake será la novena generación pero sustituirá, hacia mediados de 2018, a la séptima (Kaby Lake) que será lanzada a principios de 2017.

Todavía no se sabe si los procesadores de novena generación para la gama media continuarán utilizando el actual socket Intel LGA1151, aunque es complicado que caiga esa breva conociendo a Intel y sus precedentes, y más por una diapositiva filtrada por Benchlife que muestra el diagrama de la plataforma. Las nuevas interfaces de conectividad entre otras cosas, que formarán parte del propio paquete del procesador, harán que sea bastante difícil continuar con el mismo socket. En cualquier caso lo que más llama la atención es el número de núcleos físicos de ésta próxima generación que, repetimos, en teoría llegará en la segunda mitad de 2018.

Coffee 1

Y es que la novena generación de procesadores Intel Core “Coffee Lake” podría introducir el primer procesador de seis núcleos en la historia de la compañía que forme parte de la gama media y no de los procesadores HEDT de alta gama. Recordemos que el primer procesador hexacore de Intel fue para el socket LGA1366 HEDT y fue un Core i7-980X “Gulftown”, introducido a primeros de 2010. Desde ese momento, muchos procesadores son los que ha lanzado Intel pero aquellos con más de cuatro núcleos siempre han eludido a la gama media, la que los simples mortales nos podemos permitir.

Coffee 3

Los procesadores Coffee Lake de seis núcleos serán fabricados con un refinado proceso a 14 nanómetros con un área de 149 mm2. Los procesadores de cuatro núcleos no utilizarán el mismo chip con dos núcleos deshabilitados, sino que serán fabricados con un die más pequeño de 126 mm2 de superficie. Como referencia, los procesadores quad core de Kaby Lake tendrán 123 mm2 de área, y los actuales Skylake-D tienen 122,6 mm2.

Continúa leyendo
  • Dreadnought

    Esto huele a que a Intel le está entrando caquita con Zen

    • Amd

      De verdad lo dices en serio o estabas tratando se der sarcástico?

      • Dreadnought

        Claro que lo digo en serio. A santo de qué de repente a Intel le entran las ganas de poner un procesador de 6 núcleos y 12 hilos cuando hasta ahora los tenía a todos en el socket LGA2011-3?? Pues está claro (al menos para mi) que algo le deben de haber soplado sobre el rendimiento de Zen y le han visto las orejas al lobo, con lo que les toca ponerse las pilas y sacar algo que pueda competir con ellos en el mismo rango de precios.
        Pero al final somos nosotros los que ganamos

        • Yo creo que si fuera una respuesta a Zen, su lanzamiento sería todavía antes, incluso directamente sacar un modelo Kaby Lake-DT con 6 núcleos.

        • Amd

          De repente, de repente… 9ª generación, mediados de 2018.
          Dread, no seré yo quien te quite la ilusión, pero mucha prisa no parece que tengan.

          Mas cores/hilos entiendo que es el siguiente paso lógico, llevamos años usando 2 en la mayoría de aplicaciones, ahora, poco a poco el software va haciendo uso de esos cores e hilos que teníamos en reposo.

          Dudo mucho que Zen vaya a dar ninguna sorpresa a nivel de rendimiento, quizás en precio si pueda darla.
          Pero ten claro que cualquier cosa que pueda sacar al mercado Amd para intentar robar cuota a intel, tendrá respuesta por parte del gigante azul sin despeinarse.

          Es triste, pero hay que ser realistas.