Nvidia se ve obligada a retirar sus últimos drivers WHQL

Nvidia se ve obligada a retirar sus últimos drivers WHQL

Juan Diego de Usera

Si eres propietario de una tarjeta gráfica de Nvidia, deberías de pasar por alto su último driver WHQL, que es el Nvidia GeForce 364.47 WHQL dada la cantidad de problemas que está dando la instalación de este driver, y es mejor que optéis por la instalación de su último driver Beta, el Nvidia GeForce 364.51 Beta que todavía no ha recibido la certificación WHQL aunque se espera que la reciba en los próximos días.

Hace unos días, Nvidia lanzó sus drivers Nvidia GeForce 364.47 WHQL que dieron lugar a muchos problemas relacionados con la visualización de los usuarios de las tarjetas gráficas GeForce. Nvidia trató de eludir el problema mediante la eliminación de los controladores desde la página de GeForce y dio a conocer un nuevo controlador con el nombre de Nvidia GeForce 364.51, que está disponible tanto en versión Beta (aunque en unos días ya deberían de estar en la versión WHQL, si no lo están ya) y sin embargo los usuarios todavía están informando de problemas en sus equipos relacionados con que sus pantallas no se encienden al iniciar el sistema o los paneles gráficos dejan de funcionar una vez dentro de Windows.

Nvidia GTX 980 Ti

A parte del despropósito que es poner a disposición de tus usuarios un  driver que no ha sido correcta y suficientemente testeado, no han faltado otras webs donde se han apresurado a añadir leña al fuego informando que los drivers habían conseguido que las tarjetas gráficas murieran antes de tiempo o, incluso, que habían llegado hasta incendiarse. Pero en realidad, la mayoría de los problemas de estos drivers de Nvidia están relacionados con pantallas en negro durante el arranque o mientras drivers de Nvidia intentaban abrir el panel de control GeForce, así como varios BSODs y una serie de otras quejas que eran lo suficientemente válidas para que Nvidia decidiera eliminar los anteriores drivers .47, pero todavía se están enfrentado a ello en cierta medida por los usuarios que instalan los nuevos controladores. Los problemas son válidos, es verdad, pero ni por asomo tan grandes como los están presentando algunos sitios. La respuesta a los nuevos drivers  364.51 WHQL por parte de los usuarios de la marca verde es un poco un cajón de sastre, dado que algunos usuarios todavía están reportando problemas, mientras que otros han informado de que sus ordenadores están funcionando perfectamente bien con los controladores más recientes.