La Asus ROG Maximus VIII Extreme posa para la cámara

Escrito por Rodrigo Alonso

Dado que su lanzamiento está ya muy próximo, Asus ha querido mostrar de primera mano la placa base que será su tope de gama para la generación actual del socket Intel LGA1151, la Asus ROG Maximus VIII Extreme. Aunque lo que han enseñado es una mera fotografía de la placa posando junto a una gráfica GTX 980 Ti MATRIX Platinum, ya con eso podemos ver muchas de las características con las que contará la placa, y como siempre os las contamos.

Nótese que las características de las que os vamos a hablar a continuación no son oficiales, sino que son conclusiones que hemos sacado nosotros mismos solo viendo la fotografía de la placa así que lógicamente las especificaciones finales podrían ser distintas (aunque no creo que nos equivoquemos en mucho, seguro que nos dejaremos algo en el tintero).

Dicho esto, lo que sí es evidente es que la Asus ROG Maximus VIII Extreme está basada en el nuevo chipset Intel Z170 de la actual generación. La placa base tiene factor de forma ATX, aunque cuidado porque es casi tan ancha como una E-ATX y podríais tener problemas para instalarla en cajas pequeñas, y mantiene el estilo habitual de esta serie de placas base que se engloban dentro de la división ROG de Asus con los colores negro, plata y naranja dorado predominando.

Asus Maximus VIII Extreme

Según podemos ver en la fotografía, la placa requiere un conector de alimentación ATX de 24 pines de la fuente de alimentación, un conector EPS de 8 pines y adicionalmente otro conector ATX de 4 pines, así que tiene requerimientos específicos en cuanto a la fuente de alimentación. Toda esta potencia es porque Asus ha dotado a la ROG Maximus VIII Extreme de un VRM de 16 fases que asegura una gran estabilidad a la hora de aplicarle Overclock al procesador.

Por otro lado, el socket está enlazado a cuatro zócalos de memoria RAM DDR4, y entre los zócalos de expansión podemos ver cuatro PCI-Express 3.0 x16, tres enlazados seguramente al procesador y uno al PCH. En cuanto al almacenamiento, la placa incorpora un conector SFF-8639 U.2 32 Gbps, un zócalo M.2 32 Gbps, dos SATA-Express 16 Gbps y ocho SATA 3 6 Gbps. En el apartado de la conectividad la placa cuenta con conexión WLAN 802.11 ac, Bluetooth 4.0 y un puerto Gigabit, todo bajo una controladora Intel. También tiene una solución de audio SupremeFX. Por último cabe destacar que la placa incluye un frontal de 5.25 pulgadas con controles analógicos y jacks que servirán para la tarjeta de sonido incorporada. Por supuesto también tiene botones en la propia placa y diversas características específicas para el Overclock.

De momento no se conoce ni la fecha de lanzamiento ni el precio, pero viendo los precios de la generación actual podemos suponer que fácilmente será una placa que costará entre 400 y 500 euros.

 

Continúa leyendo
  • No_flan

    Pedazo de placa