El procesador de Xbox One es más lento que el de la Play Station 4

Después de los acuerdos alcanzados con los tres principales fabricantes de consolas, las cosas están empezando a ir bien para AMD. Mientras que la Wii U utiliza tecnologías ya obsoletas, la Xbox One y la Play Station 4 utilizan la última generación de procesadores que AMD ofrece: la microarquitectura Jaguar 64 bits x86, y gráficas Graphics CoreNext. Los procesadores de estas dos consolas tienen mucho en común, pero también algunas diferencias que son bastante importantes.

El procesador de la PS4, el cual ya vio la luz en Febrero combina un chip Jaguar de 8 cores que funcionan a 1.6 Ghz con una GPU AMD Radeon que cuenta con 1156 stream processors, 32 ROPs y 8Gb con 256 bits de ancho de banda de memoria GDDR5 unificada que funciona a 5.5 Ghz efectivos. A esta velocidad, su memoria tiene un ancho de banda de 176 GB/s. Hay que decir que la memoria no funciona con la arquitectura UMA (Unified Memory Architecture), así que no hay diferencia entre la memoria del sistema y la gráfica, por lo que tanto CPU como GPU utilizan estos 8 Gb de memoria indiferentemente.

xbox-one-vs-ps4-580-75

En cuanto a la Xbox One, las cosas cambian bastante. Utiliza el mismo procesador Jaguar de 8 cores a 1.6 Ghz, pero su GPU es bastante inferior, dado que solo cuenta con 768 stream processors y sus 8Gb de memoria son DDR3-2133Mhz, lo que ofrece un ancho de banda de memoria de tan solo 68,3 GB/s. La memoria entre la CPU y la GPU también es compartida como en la PS4, pero con una pequeña diferencia: el procesador de la Xbox One utiliza una caché de 32Mb SRAM que funciona a 102 GB/s, pero con una latencia infinitesimalmente por debajo que la GDDR5 (ergo es más rápida). Esta caché amortigua la transferencia de datos para la GPU. Los ingenieros de Microsoft dicen que esto equivale a  «200 GB/s de ancho de banda de memoria». Nosotros, lo dudamos muy seriamente.