Las unidades SSD podrán tener un tiempo de vida más prolongado

Las unidades SSD podrán tener un tiempo de vida más prolongado

Alex Gálvez

A pesar de que actualmente las unidades SSD están en un buen momento, tienen dos problemas fundamentales frente a los discos duros tradicionales. El primero de ellos es su tiempo de vida limitado, el cual y en función del modelo se sitúa en 10.000 operaciones de escritura y lectura aproximadamente. El otro problema es que por ahora no puede competir en capacidad de almacenamiento masivo ni en precio por GB, donde los discos duros por ahora son superiores.

Está claro que desde su llegada al mercado las unidades SSD han ido ganando protagonismo día tras día, desde aquellos primeros modelos con precios muy altos, hasta los actuales modelos que pueden adquirirse por un precio muy competente y que además ofrecen un estupendo rendimiento, como por ejemplo el CRUCIAL M4 de 128GB que cuesta menos de 100€.

Los SSD tienen grandes ventajas sobre los discos duros mecánicos, pues ofrecen mucho más rendimiento, aceleran enormemente el sistema y además no hacen nada de ruido, seguramente aquellos que prueba un SSD difícilmente vuelven a un disco duro mecánico como disco de sistema.

Pero a pesar de que tienen grandes ventajas, también tienen desventajas, la más importante de ellas es que tienen un tiempo de vida útil limitado, alrededor de las 10.000 operaciones de escritura/lectura dependiendo del modelo de SSD. Este sin duda es su punto más débil, pero la tecnología avanza a grandes pasos y es muy posible que en poco tiempo sea cosa del pasado, puesto que la tecnología Thermal Annealing de Macronix hace que el tiempo de vida útil de la memoria NAND/NOR Flash aumente en 10.000 veces respecto al tiempo de vida actual.

¿Y esto cómo es posible?. A grandes rasgos y por lo que se sabe actualmente, es posible gracias a la incorporación de un «calentador», mediante el cual y por solo unos instantes, hablamos de milisegundos, se consigue obtener una temperatura de 800 ºC en las celdas de memoria. Mediante este método se consigue reparar la degradación por oxido de la memoria NAND Flash, la cual se origina por el número de operaciones de escritura/lectura.

Todo esto tiene como resultado que el tiempo de vida útil de la memoria NAND Flash aumenta hasta en 10.000 veces, por lo que se podría llegar a las 100.000 operaciones de escritura/lectura en las unidades SSD, prolongando su tiempo de vida frente a los actuales modelos. Por ahora desde Macronix no se ha revelado para cuando estará disponible este gran avance en las unidades SSD comerciales, pero esperamos que sea lo más pronto posible, puesto que sin duda es un gran paso para los SSD y su tiempo de vida.