Intel presenta los procesadores Core™ i7 y Xeon® 3400, además del primer procesador Core™ i5

Intel Corporation ha presentado hoy varios procesadores de alto rendimiento para equipos de sobremesa y servidores que ofrecen el siguiente nivel de integración e inteligencia a los ordenadores. La familia del nuevo procesador Intel® Core™ i5, dos nuevos procesadores Intel® Core™ i7 y el procesador Intel® Xeon serie 3400 proporcionan la más reciente arquitectura Nehalem de Intel a los mercados de servidores de acceso y equipos de sobremesa convencionales.

Nuevos procesadores Intel® Core™ para consumidores

Conocidos hasta la fecha con el nombre de código “Lynnfield,” estos nuevos chips se basan en la microarquitectura galardonada Nehalem de Intel, y han sido diseñados para los consumidores que necesitan el máximo rendimiento para medios digitales, productividad, juegos y otras aplicaciones que exigen una gran potencia informática. Estos procesadores, junto al nuevo chipset Intel P55 Express, ya se encuentran disponibles.
Estos procesadores no contienen plomo ni halógenos1 e incluyen la exclusiva tecnología Intel® Turbo Boost. Los procesadores de primera clase Core i7, también ofrecen soporte a la tecnología Intel® Hyper-Threading. La combinación de todas estas prestaciones proporciona a los usuarios de los ordenadores un rendimiento “inteligente” absoluto cuando lo necesitan, además de un consumo óptimo de energía cuando el equipo no utiliza al máximo su capacidad.

lynnfield_wafer3

Los ordenadores reducen su tamaño

Los nuevos chipset facilitan a los equipos los cambios más revolucionarios en diseño desde el invento del bus PCI a principios de los años 90, y prepara el terreno para la próxima plataforma informática de Intel de 2010. El chipset Intel® P55 Express va a ser el componente fundamental para las placas base en todo el mundo, y va a ofrecer unos increíbles nuevos niveles de rendimiento y escalabilidad para todo tipo de usuarios, desde compradores de componentes para establecimientos comerciales a personas con experiencia técnica capaces de instalar elementos en sus propios dispositivos.

Los nuevos procesadores Core i7 e i5 son los primeros procesadores de Intel que llevan integrados un puerto de gráficos PCI Express 2 de 16 líneas de datos y un controlador de memoria de dos canales, para permitir que todas las funciones de entrada / salida y de gestión se realicen en un chipset Intel P55 Express con arquitectura de un único chip. Los chipsets anteriores de Intel precisaban dos chips por separado. Una nueva Direct Media Interface (DMI) conecta el procesador y el chipset. El chipset ofrece soporte a 8 puertos PCI Express 2.0 x1 (2,5GT/s) para facilitar soporte flexible al dispositivo. Las dobles tarjetas gráficas se soportan en una configuración “2×8”. El chipset también cuenta con 6 puertos SATA de 3 Gb/s con tecnología Intel® Matrix Storage, para ofrecer niveles de RAID 0/1/5/10. Asimismo, el USB 2.0 Rate Matching Hub del chip puede proporcionar hasta 14 puertos USB 2.0, además de la tecnología Intel® High Definition Audio para disfrutar del mejor sonido digital. Los nuevos procesadores son los primeros en ofrecer compatibilidad con la nueva tecnología para encapsulado y zócalo Land Grid Array (LGA) 1156.

nuevos-procesadores-intel

Mejores servidores de acceso

Las pequeñas empresas que precisan funcionamiento permanente (24/7) y las instituciones educadoras tienen ahora unas razones más poderosas que nunca para adquirir un servidor de uso general equipado con los nuevos procesadores Xeon y con los chipsets Intel® 3400 y 3420. Estos nuevos productos mejoran la productividad de las pequeñas empresas, gracias a su capacidad para proporcionar con más eficacia correo electrónico, archivos, impresión de documentos y funciones web dinámicas. También pueden mejorar la educación facilitando la colaboración en las aulas e incrementando la productividad de los servicios administrativos escolares. Los servidores basados en los procesadores Xeon 3400 ofrecen una mayor fiabilidad en comparación con los equipos de sobremesa, gracias al empleo de prestaciones como la memoria Error Correcting Code y de niveles de tolerancia a fallos RAID 0/1/5/10 para sistemas operativos de servidores. Estos servidores han sido diseñados para potenciar el crecimiento de las pequeñas empresas, ya que les permiten realizar hasta un 64%2 más de transacciones de ventas con un tiempo de respuesta comercial hasta un 56% más rápido.  Estas mejoras son posibles gracias al empleo de la microarquitectura Nehalem de Intel y una mejora 4x en la capacidad de memoria (32 GB). Asimismo, la tecnología Intel® Turbo Boost y la tecnología Intel® Hyper-Threading permiten a estos servidores adaptar automáticamente su rendimiento a las necesidades empresariales exclusivas. Entre los procesadores que se lanzan hoy también se incluye el Intel® Xeon® L3426, una variante de bajo consumo que ofrece hasta un 188% de mejora en ahorro de energía por dólar respecto al Intel® Xeon® X3380 de la generación anterior, lo que facilita la creación de servidores de menor tamaño, que precisan menos espacio y son ideales para entornos con limitaciones térmicas. Para más información sobre estos productos, visite www.intel.com/xeon .