Silverstone Logo color 

Ibertronica

Silverstone es un fabricante mundialmente conocido principalmente por sus fuentes de alimentación y cajas para PC, pero también tiene una división especializada en los disipadores para procesador. Hace unas semanas ya analizamos un modelo de la misma serie, el Argon AR01, y hoy analizaremos a su “hermano pequeño”, el Silverstone Argon AR02, específicamente diseñado para cajas de formato “slim” y HTPCs, dado que gracias a su baja altura es compatible con la mayoría de éstas, aunque eso no quiere decir que no podamos utilizarlo en sistemas de otros tipos.

A grandes rasgos, este AR02 cuenta con tres heatpipes de cobre de 6 mm de diámetro cada uno con tecnología de contacto directo con el IHS del procesador, y que terminan en un bloque de láminas de aluminio en forma de torre. A su vez, un ventilador de 92 mm de diámetro es el encargado de refrigerar el conjunto. Como decíamos antes, este disipador se puede considerar pequeño, puesto que solo se levanta 13.4 centímetros de la base y pesa 330 gramos (sin el ventilador).

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web del fabricante:

Specs

En estas especificaciones técnicas podéis ver básicamente lo que ya os hemos contado en la introducción, pero lo que no dice ahí es que el Argon AR02 destaca por tener un diseño especial en las aletas de aluminio que obliga al aire a hacer un mayor contacto con éstas, y por ende mejora la eficiencia de la disipación. Si veis la siguiente imagen lo vais a entender mejor.

Airflow

Al variar la altura en los espacios entre láminas de aluminio con esas crestas, el aire se ve forzado a chocar literalmente contra éstas, viajando continuamente arriba y abajo a lo largo de las láminas. Esto obliga al aire a permanecer más tiempo dentro del disipador y por lo tanto terminar saliendo de éste más caliente, dando como resultado que el enfriamiento en las láminas de aluminio es mayor.

Dicho esto, vamos a pasar a ver el disipador.

ANÁLISIS EXTERNO.

Como es habitual en los disipadores de esta marca, nos encontramos con un embalaje de cartón duro adornado con principalmente con los colores azul celeste y blanco.

Silverstone AR02 -001

En las caras delantera y posterior de la caja nos encontramos con imágenes del disipador y sus características principales resumidas.

Es en los laterales donde encontramos las especificaciones técnicas del producto, y una descripción del mismo en diferentes idiomas.

Al abrir la caja, lo primero que nos encontramos es el manual de instrucciones justo encima del disipador en sí, el cual se encuentra perfectamente protegido y enclaustrado en más cartón dentro del embalaje. Los accesorios vienen en diferentes bolsas de plástico: una para la tornillería, otra para instalar DOS ventiladores, y otra con los anclajes. También cuenta con un backplate metálico multisocket.

Silverstone AR02 -008

Vamos a comenzar viendo el ventilador. Como decíamos antes, es un modelo de 92 milímetros de diámetro, que cuenta con 7 aspas bastante anchas, las cuales deberían ser capaces de crear una buena presión estática incluso a baja velocidad, algo que interesa mucho en este disipador si tenemos en cuenta lo que hemos explicado anteriormente de sus láminas de aluminio. El cable no está mallado, algo que sí se echa de menos, y termina en un conector PWM de 4 pines.

Vamos ahora a ver el disipador. Como comentábamos antes, tiene forma de torre, y sus tres heatpipes hacen contacto directo con el IHS del disipador en su base. Las láminas de aluminio están sujetas mediante muescas a las heatpipes, es decir, no están soldadas, y la separación entre láminas es de 1.6 milímetros, suficiente para que pueda circular un buen caudal de aire entre ellas. Algo que nos ha extrañado teniendo en cuenta la disposición de las láminas, es que Silverstone no haya cerrado los laterales para evitar el escape de aire por éstos y así obligar a que todo el aire caliente salga en la misma dirección, lo cual hubiera incrementado la efectividad de su diseño, pero bueno.

Vamos a montar el ventilador para que veáis el conjunto. El sistema de anclaje nos ha gustado mucho, y consiste en ponerle unas piezas de goma de color blanco al ventilador, y luego doblarlas para que encajen en la apertura del disipador. Es realmente sencillo poner y quitar el ventilador gracias a estas piezas, que a su vez hacen de mecanismo anti vibraciones. Muy ingenioso.

INSTALACIÓN.

Para instalar este Silverstone Argon AR02 hemos elegido una placa base de formato mini-ITX y socket FM2, así que el método que os vamos a mostrar es el de procesadores AMD. No obstante, su versión de Intel es tanto o más sencilla.

El primer paso es desmontar el disipador que tuviéramos instalado e incluso quitar el anclaje de socket de AMD que viene en todas las placas de este fabricante.

Silverstone AR02 -029

A continuación, colocamos el backplate en la parte trasera de la placa base, y aquí nos encontramos con un ligero problema, y es que éste chocaba con uno de los chips de la placa. Esto simplemente nos va a producir que no vamos a poder apretar demasiado uno de los tornillos para no dañar el chip, pero el disipador se puede instalar pefectamente. No obstante, echamos de menos el que Silverstone incluyera algún tipo de almohadilla para el backplate como hacen muchos otros fabricantes.

Ahora, preparamos las arandelas y las piezas de anclaje, mediante las cuales ya vamos a dejar el backplate fijo a la placa. Se pueden apretar con los dedos sin ningún problema.

Después, previa aplicación de pasta térmica en el procesador, colocamos los anclajes de AMD y los atornillamos. Esto también se puede hacer con los dedos sin necesidad de herramientas.

Silverstone AR02 -035

Ya queda muy poco. Solo debemos colocar la barra de anclaje en la parte inferior del disipador, colocarlo encima y atornillar.

Silverstone AR02 -038

Para este último paso sí son necesarias herramientas, y por cierto que Silverstone incluye entre los accesorios una pequeña mini-llave inglesa para tal efecto.

Silverstone AR02 -039

Ya lo tenemos instalado y fijo, así que solo resta ponerle el ventilador como os mostramos antes y estará preparado para funcionar.

TESTEO.

Para probar este Silverstone Argon AR02 hemos utilizado el siguiente hardware:

Vamos con el test de rendimiento. Antes de testear el rendimiento térmico hemos dejado que la pasta térmica se asiente entre el procesador y el disipador durante unas 48 horas en un funcionamiento normal.  El dato de temperatura mostrado es el Delta de temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente. De este modo, la temperatura ambiente no influye en el resultado del test.

En esta gráfica se muestra el dato de temperatura con el ventilador del Silverstone Argon AR02 funcionando en modo automático y comparado con otros disipadores del mercado, sometiendo el procesador a carga con Prime95 64 bits durante una hora.

Temperatura

Nos ha sorprendido gratamente ver como este pequeño disipador de Silverstone ha conseguido obtener unas temperaturas mejores que otros disipadores más grandes y caros, como podéis ver en la gráfica comparativa de arriba. Desde lueg0, a pesar de su pequeño tamaño, se nota la mejora impuesta en las láminas de aluminio, las cuales hacen de este disipador un producto bastante eficiente.

CONCLUSIÓN.

Este Silverstone Argon AR02 nos ha sorprendido gratamente en varios aspectos. El primero es que su rendimiento térmico es equiparable al de otros disipadores más grandes y caros del mercado, lo cual es una gran ventaja. También nos ha gustado mucho el sistema de montaje del ventilador, el cual por cierto es muy silencioso excepto a máxima carga, donde se convierte en rumoroso nada más, algo que también está genial teniendo en cuenta que los ventiladores pequeños como es el caso de este de 92 mm suelen ser bastante ruidosos ya que suelen girar muy deprisa.

En términos generales, recomendaríamos sin duda el Argon AR02 a cualquier usuario que tenga problemas de espacio en su caja, ya que nos ha demostrado de primera mano que cumple con creces su cometido, sin duda es una gran opción en relación rendimiento / precio.

PROS:

  • Buen rendimiento térmico.
  • Muy fácil de instalar.
  • Genial sistema de anclaje del ventilador.
  • Pequeño tamaño.
  • Buena calidad de construcción.
  • Embalaje muy cuidado.
  • Precio (unos 20 euros).

CONTRAS:

  • Ventilador rumoroso cuando funciona a alta velocidad.

Puntuación

 

Por ello, este Silverstone Argon AR02 se hace merecedor de nuestro galardón de oro, y sin duda de nuestra recomendación por su buena relación calidad / precio.

HZ_Score_1GoldHZ_Stamp_PriceAndQuality_Mod1

Compártelo. ¡Gracias!