Desde la introducción hace ya bastante de los sockets LGA1155 de Intel, hemos visto circular por el mercado muchas placas base con sus diferentes chipsets, tanto para procesadores Sandy Bridge como Ivy Bridge. Hoy os presentamos el análisis de una placa base del afamado fabricante Gigabyte, conocido mundialmente por ser unos de los fabricantes de placas base y tarjetas gráficas de mayor calidad y mejores sistemas de refrigeración del mercado. En concreto os presentamos el análisis de la Gigabyte Z77X-UP4TH, una placa base con el último chipset de Intel, el Z77, que soporta procesadores Intel Ivy Bridge y Sandy Bridge.

A diferencia de las placas base con chipsets anteriores, que solo soportaban (oficialmente) una velocidad de memoria de DDR3-1333Mhz, este chipset Z77 soporta hasta DDR3-1600Mhz de manera nativa, y en concreto este modelo que vamos a analizar soporta hasta DDR3-2400Mhz en Overclock. Otra de las grandes diferencias con respecto a las placas con chipsets para Sandy Bridge es que ahora el soporte para USB 3.0 es nativo, en lugar de tener que recurrir a soluciones externas para agregar este soporte.

Nota: Los chiptsets para procesadores Sandy Bridge son: B65, H61, Q67, H67, P67 y Z68, de los cuales H61, H67, P67 y Z68 son compatibles con procesadores Ivy Bridge actualizando la BIOS.

Nota2: Los chipsets para procesadores Ivy Bridge son: B75, Q75, Q77, H77, Z75 y Z77. Todos son retrocompatibles con procesadores Sandy Bridge.

Vamos a ver sus características técnicas.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la web de Gigabyte. Como ya sabréis las especificaciones de las placas base son tremendamente largas, así que las hemos resumido.

– Soporte para procesadores Intel Sandy Bridge e Ivy Bridge.
– Chipset Intel Z77 Express.
– Soporta 4×1.5V DDR3 DIMM (hasta 32Gb) con velocidades 2400+(OC)/1600/1333/1066 MHz.
– Procesador gráfico integrado (Un puerto VGA, un DVI y un HDMI).
– El chip Intel DSL3510L proporciona 2 puertos Thunderbolt.
– Sonido 7.1 gracias al chip Realtek ALC892.
– LAN Gigalan 10/100/1000 Realtek GbE.
– 3 slots PCI Express x16 (Un PCIEX16, otro PCIEX8 y otro PCIEX4). El slot PCIEX4 solo estará disponible cuando esté instalado un procesador Ivy Bridge. Además comparte ancho de banda con los otros dos slots PCI Express 16x, por lo que si éste PCIEX4 se usa, el PCIEX16 bajará su velocidad a 8x.
– 3 slots PCI Express x1.
– Un slot PCI.
– Certificada para AMD CrossFireX y NVIDIA SLI.
– 2 puertos SATA 6Gbps.
– 4 puertos SATA 3Gbps.
– 1 conector mSATA. Uno de los puertos SATA 3Gbps se deshabilitará si se usa este conector.
– Soporte para RAID 0, 1, 5 y 10.
– Hasta 4 puertos USB 3.0/2.0 (dos en el panel trasero, otros dos disponibles a través del conector interno).
– Hasta 6 puertos USB 2.0/1.1 (a través de conector interno).

En cuanto a las conexiones internas y del panel trasero:

Este es el diagrama de bloques de la placa base.

 Tecnologías.

Vamos a hacer un repaso a las tecnologías que presenta esta placa base de Gigabyte. Comenzamos con su mayor novedad: los dos puertos thurnderbolt. Gracias a estas dos puertos thunderbolt podremos conectar hasta 12 dispositivos y dos monitores al mismo tiempo.

 Además, como ya sabréis, thunderbolt permite una tasa de transferencia teórica de 10 Gbps con dispositivos compatibles.

 

Como en todas las placas de Gigabyte, esta Z77X-UP4TH cuenta con la tecnología Gigabyte Ultra Durable 5, lo que significa que sus componentes de tensión son de altísima calidad, incluyendo el IR3550 PowIRstage de la zona del procesador, dos PCB de cobre y un Choke de ferrita que soporta 60A, etc. Esto se traduce en que la placa base soportará mejores niveles de Overclock calentándose muy poco.

Por otro lado, cuenta con la tegnología Gigabyte All Digital Power Engine. Esto consiste en un controlador PWM digital para entregar la potencia al procesador, gráfica integrada, memoria y VTT. Utilizar una controladora digital sirve para que la potencia entregada sea más precisa, sobre todo si utilizamos componentes que consuman mucha potencia.

Por otro lado, cuenta con la utilidad Gigabyte 3D Power, que consiste en una compensación automática de voltaje para entregar un flujo de energía más estable al sistema sin importar el nivel de carga. Con la utilidad 3D Power el usuario puede ajustar el voltaje (load line calibration CPU), el OCP (over current protection), y el controlador PWM para que el procesador pueda ajustar la entrega de potencia de una forma más rápida.

Esta Gigabyte Z77X-UP4TH cuenta con BIOS Dual UEFI y 3DBios. Básicamente se trata de la BIOS dual en modo UEFI a la que Gigabyte nos tiene acostumbrados desde hace algún tiempo, pero que cuenta con el modo 3D en el que podemos ver una imagen de la placa en 3 dimensiones y podemos realizar configuraciones de manera interactiva haciendo clic con el ratón sobre el componente afectado.

Aparte de esto, la Gigabyte Z77X-UP4-TH cuenta con todas las tecnologías a las que estamos acostumbrados en placas Gigabyte, como On/Off Charge que nos permite cargar nuestro teléfono desde un USB incluso con el ordenador apagado, 333 Onboard Acceleration que consiste en una aceleración del sistema gracias a USB 3.0, SATA3 y USB Power x3, etc. Podríamos ponerlas todas, pero llenaríamos este análisis innecesariamente de cosas que ya todos conocemos (por algo Gigabyte es uno de los principales fabricantes del mundo). Podéis ver todos los detalles aquí: Detalles Gigabyte Z77X-UP4TH.

Antes de ver el análisis externo vamos a centrarnos un poco en esta placa para ver su disposición.

Varias cosas sobre la disposición de esta placa base. La primera cosa que me llama la atención es, como ya hemos visto en las características técnicas, que solo cuenta con 6 puertos SATA, y solo 2 de los cuales son SATA3. Hoy en día esto es claramente escaso. Una cosa que sí me gusta es que Gigabyte ha dejado por fin de ubicar el conector F_AUDIO (para los minijacks frontales de audio de la caja) al lado de la ranura PCI-Express principal, lo que antes hacía muy molesto tener que pasar el cable a través de toda la placa base, quedando bastante feo e incómodo. Sin embargo hay que destacar la mala ubicación (a mi parecer) del conector F_USB30 (puertos frontales USB 3.0), que está entre la memoria RAM y el conector ATX de alimentación de 24 pines. Esta ubicación la considero mala porque el conector frontal de los puertos USB 3.0 es generalmente bastante grande y grueso, y se estorbará con la RAM y el conector de alimentación.

ANÁLISIS EXTERNO.

La Gigabyte Z77X-UP4TH viene embalada en la típica caja de cartón duro de color blanco con los motivos de Gigabyte. En su parte frontal lo que más llama la atención es la zona superior derecha, en la que indican que ha sido diseñada para hacer Overclock en procesadores de la serie K de Intel y para su uso con sistemas de refrigeración líquida.

En la parte trasera tenemos sus características técnicas y un cúmulo de características especiales, de las cuales gran parte de ellas os hemos hablando ya en este análisis. La verdad es que lo he llamado “cúmulo” a propósito, porque me parece demasiada información en poco espacio y queda bastante confuso y masivo.

Al abrir la caja encontramos los accesorios lo primero de todo.

Tenemos: el backplate trasero, manual de instalación, manual de la placa, un puente SLI y cuatro cables de datos SATA.

Al retirar los accesorios y una protección de cartón podemos acceder a la placa base, la cual viene protegida por un plástico antiestático.

Sacamos la placa base para poder verla en detalle.

Vemos la zona del socket del procesador Intel LGA1155. A la derecha del mismo tenemos 4 zócalos de RAM DDR3, y dos disipadores para los VRM.

Detalle de los disipadores.

Detalle del socket. Tenemos la típica pegatina que nos avisa de que tenemos que cuando no hay procesador instalado debemos ponerle siempre la protección de plástico. Esto es porque Intel utiliza LGA (Land Grid Array), lo que quiere decir que los pines van en la placa base y no en el procesador como ocurre con AMD.

Detalle de los zócalos de memoria RAM. Como es habitual en Gigabyte vienen emparejados en dos colores diferentes, para que en el caso de que solo instalemos dos módulos de RAM, lo hagamos en los zócalos del mismo color para que funcionen en Dual-Channel.

El conector de alimentación de la CPU de 4+4 pines se encuentra justo al lado del disipador de los VRM. Esto resulta bastante incómodo de cara al montaje: cuesta bastante poder enchufar ese conector.

Vamos a la otra parte de la placa base. En la isguiente imagen podemos ver todas las ranuras de expansión PCI y PCI Express, así como el disipador del chipset Intel Z77 y, debajo de éste, los puertos SATA.

Detalle de las ranuras PCI-Express y PCI.

Gigabyte ha puesto una pegatina para que tengamos en cuenta que el último zócalo PCIe x4 solo funcionará en el caso de que estemos utilizando un procesador Intel Ivy Bridge.

Una cosa que me gusta es que Gigabyte ha ubicado el conector F_AUDIO en el borde de la placa en lugar de entre las ranuras PCIe, lo que hace mucho más cómodo y estético el montaje al no tener un cable pasando por todo el ancho de la placa.

Detalle de los conectores internos USB.

Detalle de los conectores para el panel frontal.

Detalle de los puertos SATA. Como decía al principio me parecen muy escasos: 2 SATA3 y 4 SATA2, uno de los cuales queda inhabilitado si utilizamos el conector mSATA.

En la siguiente imagen tenemos el detalle del conector interno USB 3.0 para el frontal (F_USB30) y el conector de alimentación ATX 20+4 pines.

Entre el socket para el procesador y los puertos PCIe tenemos el conector mSATA.

Aquí tenemos el panel de conexiones posterior. Tenemos un conector dual PS/2 para teclado o ratón, 6 puertos USB 3.0, un VGA, un HDMI y un DVI para salidas de vídeo, dos Thunderbolt y los minijacks para audio 7.1.

Detalle de los dos puertos Thunderbolt.

La parte trasera de la placa base está bastante limpia y con los conectores bien pulidos (cosa que no ocurre en muchas otras placas base, donde los pines de los conectores están sobresaliendo muchísimo y pueden clavarse al coger la placa base o doblarla al apoyarla en una mesa, por ejemplo). Solo tenemos el backplate del socket y de los dos disipadores de VRM que lo rodean.

Detalle de estos backplates.

TESTEO.

Antes de comenzar el testeo puro y duro vamos a pararnos a ver la BIOS de la Gigabyte Z77X-UP4TH. La BIOS es tremendamente completa y amplia, y tendríamos que poneros decenas y decenas de imágenes para enseñaros todas sus pantallas, así que solo os vamos a mostrar lo esencial.

La primera parte de la BIOS es el M.I.T. (Motherboard Intelligent Tweaker) que es la sección dedicada al Overclock. En esta primera imagen vemos simplemente el estado en el que se encuentra.

Comenzamos a ver cosas. En la parte Advanced Frequency Settings podemos cambiar la frecuencia del procesador y de la memoria por medio de sus multiplicadores.

En Advanced Memory Settings podemos cambiar todos los parámetros de la memoria.

En el apartado 3D Power Control podemos controlar todos los parámetros relacionados con la alimentación y los voltajes.

Por supuesto tenemos una sección dedicada al voltaje de la CPU llamada CPU Core Voltage Control.

También tenemos la típica pantalla de PC Health Status, donde podemos ver temperaturas y voltajes de todos los componentes principales del sistema, y donde podremos configurar las alarmas por temperatura y por RPM de los ventiladores.

Cómo no, tenemos la pantalla que muestran todas las BIOS (incluso las que no son UEFI) con la información de la placa base, y donde podemos configurar la fecha y la hora de la misma.

Información de los puertos SATA.

Pantalla donde podemos configurar las prioridades y opciones de arranque del sistema.

Configuración de periféricos.

Configuración de los puertos Thunderbolt.

Como es habitual en las placas de gama alta, podemos almacenar diferentes perfiles con configuraciones de overclock distintas.

Visto esto, comencemos con el testeo. Este ha sido el hardware empleado para las pruebas:

– Procesador Intel Core i5 2500K + Noctua NH-D14.
– 4×4 Gb G.Skill RipjawsX 1600Mhz CL9
– SSD Samsung 830 128Gb SATA3.
– HD Western Digital Caviar Green 2Tb.
– 2x Sapphire Radeon 5850 Xtreme Crossfire.
– Corsair HX1050.

Comenzamos viendo algunas capturas de CPU-Z para ir abriendo boca. En esta primera captura tenemos el procesador sin Overclock y en reposo, donde su frecuencia se ha bajado automáticamente a 1600Mhz gracias a la tecnología Intel Speed Step.

En esta otra captura vemos la información que nos proporciona el propio CPU-Z sobre la placa base.

Ahora vamos a ver qué nivel de Overclock hemos conseguido: unos nada despreciables 4.5 Ghz tocando solo el multiplicador. Recordad que la frecuencia base de un 2500K es de 3.7Ghz con el turbo activado, por lo que subir 800 Mhz solo tocando el multiplicador es alcanzar un nivel muy bueno de Overclock, y eso con refrigeración por aire.

Tocando solo la velocidad del BUS hemos logrado 3.872 Mhz, que no hestá nada mal, aunque hay que tener cuidado porque esto también nos sube la velocidad de la memoria RAM desde los 1600Mhz hasta los 1675 Mhz.

Test sintéticos.

Los tests se han hecho con la configuración del procesador en su frecuencia de fábrica, no en Overclock. Comenzamos nuestros test sintéticos con 3DMark Vantage. Este ha sido el resultado.

Seguimos con Aida64 cache and memory benchmark.

La verdad es que me ha decepcionado bastante el rendimiento de las memorias con esta placa. Vamos a ver ahora qué rendimiento da con SuperPi 32M.

WinRAR Selftest.

WPrime 1024M.

Unigine Heaven Benchmark 3.0

PCMark Vantage

Por último vamos a medir la velocidad de sus puertos SATA2, SATA3, USB 2.0 y USB 3.0

SSD SATA3

Disco duro mecánico en SATA2.

USB 2.0.

USB 3.0. (en controladora VIA)

USB 3.0. (en controladora Intel)

CONCLUSIÓN.

Elegir una buena placa base para nuestro sistema puede ser un verdadero quebradero de cabeza, sobre todo si tenemos unas necesidades específicas para nuestro PC. Esta Gigabyte Z77X-UP4TH ha demostrado ser una buena placa que cubre casi todas las necesidades de un usuario avanzado, que es para lo que ha sido pensada dado sobretodo su gran potencial para Overclock. No obstante tiene la gran pega de que cuenta con muy pocos puertos SATA para conectar dispositivos de almacenamiento interno, si bien es paliado por el hecho de que cuenta con dos puertos Thunderbolt traseros. Además, hay que tener en cuenta que ha sido diseñada para procesadores Ivy Bridge, pero lamentablemente para este análisis no disponíamos mas que de un Sandy Bridge, por lo que no hemos podido exprimir todo su potencial.

PROS:

– Muy buena capacidad para Overclock.
– Buen rendimiento y muy buena estabilidad.
– Buen rendimiento térmico.
– Compatible con CrossFireX y SLI.
– Cuenta con dos puertos Thunderbolt.
– Tiene un conector mSATA.

CONTRAS:

– Solo tiene 2 SATA3 y 4 SATA2.
– El rendimiento de las memorias RAM es mejorable.

Por ello, la Gigabyte Z77X-UP4TH se lleva nuestra recomendación y nuestro galardón de oro.

 

Queremos agradecer a Gigabyte y a Noelia Colino por habernos suministrado la muestra para este análisis y sobre todo por su paciencia con nosotros.

Compártelo. ¡Gracias!